Blogia
Letra Nueva

Osama Bin Laden, el “enemigo público número UNO” de EE.UU. murió

Osama Bin Laden, el “enemigo público número UNO” de EE.UU. murió

El mundo se estremeció hace unas horas con la muerte de “enemigo público número de UNO” de los Estados Unidos: Osama Bin Laden. O por lo menos eso es lo que debería ser, ya que esa nación llevó dos guerras imperialistas y largas al Medio Oriente solo con el pretexto de apresarlo y de eliminar sus campos de entrenamientos terroristas. Bueno, pues ya lo asesinó, ahora deberían terminar esas guerras, verdad?

Eso sería cierto si el motivo real de las guerras en Irak y Afganistán fuera detener a grupos extremistas islámicos liderados por Bin Laden. Pero todo el mundo sabe que no esa así. De todas formas ahora la cúpula americana se divierte anunciando la muerte de Bin Laden, aunque algunos han cometido “pequeños errores” y anunciaron equivocadamente la muerte del presidente americano.

Pues si, gráficos en las pantallas e incluso presentadores de televisión americanos difundieron la noticia de que “Obama Bin Laden está muerto”. Es que el azar quiso que sólo una letra diferenciara los nombres del ser humano más buscado de la Tierra y el presidente del país más poderoso del mundo. La cadena Fox dejó ver durante unos instantes en su pantalla el texto “Obama bin Laden está muerto”. Y la también estadounidense ABC cometió el mismo error en su página de internet dos veces: primero habló sobre la muerte de “Obama bin Laden”, y luego tituló que “Obama sería enterrado en el mar”. Pero bueno, esas son cosas que pasan en el país más poderoso del mundo.

De lo que si no hay dudas es del gran significado de la muerte de Osama Bin Laden. Ahora la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) espera que la muerte de Bin Laden resuelva las amenazas de terrorismo que ha enfrentado el sector en los últimos años, todo esto producto de los atentado en la Torres Gemelas que se le achacan a Bin Laden.

Desde el punto de vista económico también habrá un gran cambio, pues las aseguradoras que trabajan con las líneas aéreas seguro lo tendrán en cuenta y disminuirán sus costos. Y en cuanto a la política, esa muerte deja casi sin “casus belli” a los Estados Unidos para mantener sus tropas en Afganistán y repensar la permanencia en Irak.

Pero nada más conocerse la muerte de Bin Laden el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció la muerte del fundador y líder de al-Qaeda, en una operación llevada a cabo por militares estadounidenses en Pakistán, pero nada dijo de la guerra que lleva en el Medio Oriente su Ejército desde hace una década por su motivo.

Bin Laden es considerado el responsable de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington que Obama calificó como "el peor ataque contra EE.UU." donde murieron cerca de 3.000 personas.

Osama Bin Laden, de 54 años, era el primero en la lista de los más buscados por los servicios de inteligencia de Estados Unidos, aunque no aparece en el listado de los 10 más buscados por el FBI ni por ninguna otra agencia de inteligencia actualmente.

Bueno, esperemos a ver cómo cambia el mundo, la política y las guerras tras la muerte de Bin Laden, aunque una cosa es segura: él no era el peor enemigo de los americanos; los peores enemigos del pueblo americano son sus propios dirigentes políticos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres