Blogia
Letra Nueva

Viajar en Bicitaxi: una forma de conocer una ciudad diferente

Viajar en Bicitaxi: una forma de conocer una ciudad diferente

Dentro de las ciudades cubanas las personas se trasladan en autobuses urbanos, autos de alquiler, bicicletas y taxis. En cuanto a los taxis hay decenas de tipos diferentes, aunque el Estado tiene solo unas pocas empresas que se dedican a este fin. La mayor diferencia entre ellos radica en los operadores particulares o trabajadores por cuenta propia, que utilizan desde Ladas de procedencia rusa, autos americanos con más de 50 años de funcionamiento hasta bicitaxis: una especie de bicicleta modificada para llevar dos pasajeros con sus equipajes por cortas distancias.

En Japón y otras naciones asiáticas hace muchos años se podían ver unos primos de los bicitaxis cubanos, sucesores de un cochecito japonés ligero, de dos ruedas, abierto o cerrado, pero arrastrado por una persona, que va a pie o en una especie de bicicleta, llamado jinrikisha.

Aunque en muchos sitios de Estados Unidos y Europa estos vehículos llevan un motor eléctrico para ayudar al pedaleo del conductor, en Cuba no los tienen; lo que sí no faltan aquí son los reproductores de CD y bocinas para demostrar cuál de ellos es el que más alto pone la música, sin importar la selección de esta.

Pasear en un bicitaxi por Cuba es una manera diferente de conocer la Isla. Desde el asiento de un bicitaxi (unas veces más cómodo que otras) se pueden sentir olores y sensaciones que no son fáciles de sentir desde un automóvil cerrado. En la ciudad cubana de Cienfuegos, por ejemplo, los bicitaxis son una de las formas más usadas por los turistas que quieren conocer la ciudad desde cerca.

Desde allí las calles y edificios se ven diferentes; más cercanos, más reales. De esa forma el bicitaxi marca una distancia entre el entorno y tú, pero que es casi invisible, a diferencia de viajes por una ciudad en un auto cerrado, donde pareces estar en una máquina del tiempo sin conocer realmente la ciudad.

En un bicitaxi puedes escuchar la última canción de Daddy Yankee, un comentario sobre el conflicto árabe o la historia sobre el origen de un edificio identitario de la ciudad, todo esto gracias a los conocimientos multifacéticos de los “bicitaxeros”.

La urbe, cuyo Centro Histórico fue declarado Patrimonio Cultura de la Humanidad en 2005, es recocida por sus elegantes edificaciones y por el trazado lineal de sus calles y avenidas, que son recorridas a diarios por decenas de turistas en bicitaxis. Así ellos pueden detenerse cuando quieren, preguntarle a los cienfuegueros o a los propios bicitaxeros acerca de cualquier particular o llegar a lugares que no son habituales rutas de taxis. 

En fin, viajar en uno de estos originales vehículos puede ser una experiencia gratificante para cualquier, porque te permite ver la ciudad desde una perspectiva diferente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres