Blogia
Letra Nueva

Modificaciones corporales, ser otro yo?

Modificaciones corporales, ser otro yo?

Hace un tiempo escribí un trabajo sobre la historia de los tatuajes y las implicaciones sociales y médicas que lleva tener uno de estos elementos en nuestra piel. Pero ahora he visto que la moda de hacer modificaciones a su cuerpo lleva a muchas personas al extremo de no parecerse en nada a si mismo y aparentar otra cosa completamente diferente.

En el amplio mundo de las modificaciones corporales se pueden encontrar variantes de muchos tipos de tatuajes, piercings, expansores y demás. Algunas modificaciones son para toda la vida y otras son temporarias y efímeras... todo depende de los gustos de cada uno y de sus ansias y seguridad a la hora de modificar su cuerpo, generalmente para embellecerse. Uno de los ejemplos más drásticos de modificaciones del cuerpo que he visto por Internet en estos tiempos de cultura extrema, pero que Cuba todavía no presenta mucho, son las escarificaciones.

Este tipo de modificación corporal se realiza no con agujas como el tatuaje, sino con bisturí, no emplea colores que se introducen en la piel, en cambio deja cicatrices que por si mismas forman un diseño.

O sea, se trata de ir cortando la piel para lograr un dibujo previamente diseñado. Algunos realizan cuidados especiales de las heridas para que cicatricen con relieve y sea más notoria la escarificación. Otros dejan al cuerpo resolver este tema a su modo natural, es por ello que en personas que cicatrizan en forma queloide la escarificación será un grueso y relevante cordón.

Los diseños de escarificaciones suelen ser simples, por la técnica y por tradición. Muchas figuras geométricas, guardas, líneas paralelas, cuadriculados, etc.

La escarificación es una práctica milenaria que se sigue realizando en tribus africanas hasta la actualidad como forma de señalar la pertenencia a un grupo o tribu determinada.

Puede realizarse en cualquier parte del cuerpo y se debe tener cuidado al elegir al artista (casi cirujano) que lo haga, comprueba si tiene la suficiente experiencia en el tema, trata el importante asunto de los cuidados posteriores y la higiene, comprueba con clientes anteriores y luego elije a conciencia tu diseño de escarificación.

Muchas personas incluso aconsejan realizar las escarificaciones como una forma más de convertirse en un ente particular, similar a nadie, pero que a la larga deja de ser quien era, para convertirse en alguien a su gusto. Todo esto sin pensar mucho en las implicaciones médicas que trae aparejado, pues esas cicatrices tienen grandes posibilidades de provocar queloides y otras afecciones de la piel.

La escarificación ha sido realizada en América, África y Australia principalmente, por muchas culturas y con fines diversos, como lo era la conmemoración de algún hecho, signo de luto, cuestiones terapéuticas, ornamentales y mágicas. En otros casos, se utilizaba esta práctica para designar la edad de una persona según el número de cicatrices que tuviera en la cara, o para mostrar a través de cicatrices en forma de zigzag realizadas en la pierna de la mujer, que ésta ya estaba apta para ser elegida como esposa. En el caso de los mexicas, se hacían ceremonias de auto sacrificio, en las cuales se llevaban a cabo prácticas semejantes a las escarificaciones, realizándose heridas en lugares como orejas, lengua y órganos genitales; el objeto era ofrecer a las deidades la sangre que se derramaba en el acto.>

En estos momentos proliferan dos tipos de escarificaciones: Branding, que es escarificación hecha a través de quemaduras. Hay dos tipos de “Branding”, se le llama “strike” cuando el artista toma un pedazo de metal forjado a la figura deseada y la calienta rápidamente para posteriormente ponerla sobre la piel del sujeto. Y “cautery” que es cuando el artista utiliza un electro-cauterizador para ir quemando el diseño sobre la piel del sujeto.

El otro tipo de escarificación es el Cutting, que son finas cortadas hechas con una navaja quirúrgica generalmente #11 o #15. En este proceso algunas veces por decisión del sujeto se le puede agregar pigmentos de cualquier color por lo general se usa el mismo tipo de tinta utilizado en los tatuajes. En ocasiones este procedimiento incluye el quitar pedazos de piel (comúnmente llamado “Skin Removal”) haciendo este proceso una de las más brutales escarificaciones.

Cualquiera de estas dos modalidades de escarificaciones es igual de dolorosa y de peligrosa para la piel, pues la cicatrización es diferente en cada persona y los resultados pueden no ser los esperados. Queloides y pequeñas ulceraciones en la piel son las consecuencias malignas más vistas y las que más temen aquellos valientes que ya pasaron por la experiencia de cortarse una sección de su piel para parecer entes más singulares.

Actualmente la “moda” de las modificaciones corporales lleva la imaginación humana al extremo. Sin importar los riegos para la salud son miles los que modifican deferentes partes de su cuerpo, con ansias de mostrar una particularidad que los distingan del resto de los humanos, pero que a la larga conlleva la formación de una nueva “identidad”, que luego es asimilada por la sociedad como miembros de diferentes grupos sociales o tribus urbanas.

En Cuba este tipo de “modas” no ha llegado a tales extremos; las modificaciones corporales más usuales son los tatuajes y piercings, aunque desde un tiempo acá se ve más a menudo los espansores en los lóbulos de la orejas de muchos jóvenes, pero sin llegar nunca a superar el tamaño de un moneda de 5 centavos.

La modificación del cuerpo mediante ejercicios físicos también prolifera en Cuba, ayudado muchas veces por elementos químicos no recomendados, pero ese es un tema para otro comentario.

Otros tipos de modificaciones corporales

Branding

El branding tiene sus orígenes en países como Brasil y el continente africano, y quizá la referencia más conocida fue durante la época del esclavismo, cuando se marcaba con un hierro caliente a los sujetos para indicar a qué persona pertenecían, de la misma forma que se hacía con el ganado. También era utilizado en Europa para marcar a los delincuentes, como en el caso de Francia, donde se marcaba con un hierro ardiente una flor de lys en el hombro de los criminales con el objeto de señalarlos ante el resto de las personas, de la misma forma que hasta el Siglo XVIII algunos ladrones eran marcados en el cuerpo con una letra "S".

Implantes

Para aquellos que gusten de técnicas más extravagantes y llamativas, los implantes son una excelente opción, que consiste en la inserción de piezas tridimensionales de materiales como silicona, teflón o acero de implantación bajo la piel para lograr un efecto de relieve. Esta técnica se realiza comúnmente en lugares como frente, manos, brazos, pecho, piernas y escroto, aunque se puede hacer en varias partes del cuerpo, con diseños como cruces, flechas, herraduras o pequeñas esferas.

Tongue Split

Esta modificación es también llamada tongue split, y consiste en cortar la lengua a lo largo en dos partes iguales pero sin remover algún tejido, obteniendo así una lengua bifurcada, de ahí su nombre de "lengua de lagartija". Algunos consideran esta modificación como divertida, así como una excelente herramienta en el aspecto erótico. Los principales problemas que se presentan en este caso son el fuerte dolor durante y posterior a su realización, debido a las numerosas terminaciones nerviosas que existen en este órgano, así como el recurrente sangrado que puede presentarse si no se aplican las medidas precautorias necesarias.

Tatuaje corneal

El tatuaje corneal ha sido utilizado durante siglos para el tratamiento de las opacidades corneales. Galeno (131-210 antes de Cristo) fue el primero en tatuar una córnea usando sulfato de cobre reducido para colorear un leucoma corneal. Actualmente esta técnica sigue vigente para el tratamiento de pacientes con leucomas que no pueden recibir un transplante corneal y no toleran las lentes de contacto cosméticas. Muchas personas también lo usan como una iniciativa no médica.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Recolector -

En lo perosonal me gusta el marcado electrocauterisante y el tatu tradicional, sin embargo no me gustan las perforaciones, pero si nos basamos en la tolerancia podemos tener un mundo mejor. xD

Juan David -

Me parece genial el trabajo, hay muchas cosas que no sabía sobre las modificaciones corporales. Gracias
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres