Blogia
Letra Nueva

La Radio, sonido para ver

La Radio, sonido para ver

Aunque no lo crean muchas personas, en uno de los primeros medios de prensa donde “trabajé” fue en la emisora de radio de mi ciudad, pero no como periodista, sino como actor dramático. Si, actor dramático. En ese tiempo no había comenzado a estudiar periodismo y tenía 6 meses libres antes de comenzar a estudiar en la Universidad, así me fui al Grupo Dramático de la emisora, hice un casting y estuve como 4 meses haciendo algunos papeles menores en novelas y policiacos allí.

Mi corto paso por allí como actor no es el motivo de post, sino mi acercamiento a la radio, que en ese tiempo tenía una magia especial para mi. ¿Cómo se transmitía? ¿Cómo se generaba esa señal? Eran muchas las dudas y con tiempos las puede responder, aunque significó una pérdida de la magia que tenía para mi.

Después estudié la radio con profundidad, pero todavía tenía mis intereses sobre cómo se crearon las primeras radios así que busqué y busqué hasta que encontré muchas cosas sobre el tema en internet que ahora comparto con ustedes.

Muchos fueron los elementos descubiertos previamente, que se utilizaron para dar origen a la radiodifusión. Los sistemas de transmisión de señales a través de hilos, el Sistema Morse, la telegrafía por hilos y las señales ópticas se conocían en el Siglo XIX.

Al lograrse la utilización de la telegrafía sin hilos (con los aportes de Faraday - descubrimiento de campos de propagación eléctrica en 1837- y Joseph Harry - descubridor de la oscilación de descargas eléctricas, en 1842) , así como el descubrimiento de las ondas hertzianas, da un impulso enorme al avance de la comunicación por ondas en el éter.

El descubrimiento de las ondas se debe principalmente a las investigaciones de Maxwell y Hertz.

Heinrich Rudolph Hertz logra detectar y medir las ondas electromagnéticas y crea un campo electromagnético en 1888, con lo que consigue medir la longitud de onda, y su característica de transmisión y recepción. Por él, la unidad de medida se denomina herzio.

Produce ondas electromagnéticas generadas al saltar una chispa de alto voltaje entre dos electrodos, y demuestra que poseen las propiedades de la luz.

El físico escocés Maxwell en 1865 descubre que las oscilaciones eléctricas de frecuencias muy altas se propagan por el espacio, a velocidad de 300.000 kms. por segundo aproximadamente, ya que la luz no es otra cosa que la manifestación visible de una onda electromagnética.

En 1891, Branley inventa el Cohesor, que consiste en un sistema que logra elegir la frecuencia y determinar qué ondas se quieren recibir y cuáles no. En 1894, Lodge perfecciona la sintonización de las ondas. Al año siguiente, en 1895, Alexander Popoff crea una antena de recepción para ampliar dicho campo.

Con estos elementos, Guglielmo Marconi (1874-1937- Físico e inventor italiano nacido el 25 de abril de 1874 en Bolonia) inventa la transmisión telegráfica inalámbrica por ondas de radio.

En 1895 logró enviar señales a varios kilómetros de distancia, por aire, usando una antena direccional. Posteriormente logra transmitir a distancias, la voz humana y la música.

A raíz de que en Italia no obtuvo demasiado interés por su invento, Marconi lo presentó en Inglaterra, donde lo patentó como “Sistema de Telegrafía Inalámbrica”. Y allí creó en seguida la “Wireless Telegraph and Signal Company, Ltd.”, que en 1900, pasó a llamarse "Marconi´s Wireless Telegraph Company, Ltd".

Con las pruebas y mejoras que introdujo en su transmisor y receptor de señales de radio, a partir del 12 de diciembre de 1901 la transmisión tanto de señales en Morse como la difusión por radio trajo un enorme avance en las comunicaciones del planeta.

En 1904, el físico británico, John Ambrose Fleming creó la válvula termoiónica que permitía dirigir las ondas de radio.

En 1906, el inventor estadounidense Lee de Forest, usando la válvula de Fleming, construyó un sistema formado por aparato de transmisión que modulaba y amplificaba los impulsos provenientes de un micrófono y por un receptor de ondas de radio.

En 1920, en Pittsburg (EEUU) se instaló una de las primeras radioemisoras del mundo y a partir de ahí la magia que me cautivó a mi se multiplicó por el mundo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres