Blogia
Letra Nueva

Matanzas derrota a Industriales y yo estoy feliz

Matanzas derrota a Industriales y yo estoy feliz

Ayer no pude ver el juego completo de Matanzas contra Industriales en la pelota cubana, pero solo sentía la bulla cada vez que los bateadores de los Cocodrilos pegaban un jonrón. Y yo por supuesto que estaba contento, porque es un equipo grande que está en ascenso y sobre todo porque los vuelacercas eran contra Industriales.

Para mi el equipo azul es grande, pero no se ha ganado el favor de la población por la forma de actuar de sus peloteros, que siempre se creen los más sobresalientes, sobre todo gracias a la “imparcialidad” de los comentaristas deportivos de la capital. Siempre lo he dicho, para mi cualquier que le gane a Industriales tiene mi favor y en este caso fue Matanzas.

En el juego de ayer una abrumadora ofensiva que incluyó cuatro jonrones sirvió para que Matanzas vapuleara 11-6 a Industriales. Este fue el sexto partido de la final divisional de Occidente del béisbol cubano y forzó la celebración hoy del séptimo y último desafío del enfrentamiento.

Los yumurinos rozan así la proeza de eliminar al equipo más laureado de la historia de la pelota cubana y, de paso, están a solo una victoria de pulverizar la mayoría de los pronósticos para este play off, que favorecían ampliamente al conjunto capitalino.

La crónica del juego narra que Industriales tomó el mando del partido recién iniciado el choque, por intermedio del antesalista Rudy Reyes, quien sacudió cuadrangular de dos carreras en el primer episodio, que enmudeció a los 25 mil fanáticos presentes en el estadio Victoria de Girón de Matanzas.

Sin embargo, el cuadro local hizo caso omiso a la presión impuesta por los Leones y ripostó de inmediato en la parte baja de ese mismo primer capítulo, con un rally de cuatro carreras, coronado por electrizantes bambinazos consecutivos de Yasiel Santoya -exjugador de Sancti Spíritus- y Yadiel Hernández, ambos de línea por encima de las bardas de la pradera izquierda.

En ese inning explotaron los abridores de los dos equipos, primero el matancero Yoanni Yera, y después el industrialista Ian Rendón, dejando la decisión del partido en manos del bullpen.

Luego de ese primer episodio no apto para cardíacos, el encuentro avanzó con mayor fluidez hasta que el elenco capitalino volvió a la carga en la cuarta entrada, en la cual fabricaron dos anotaciones e igualaron sensacionalmente las acciones.

En ese racimo repercutió el primero de los tres sencillos disparados por Carlos Tabares, quien se convirtió así en recordista de hits en fases de postemporada, con 179, al sobrepasar al santiaguero Rolando Meriño.

La reacción de los Leones habaneros fue detenida por el tercer relevista de los anfitriones, el derecho Joel Suárez, quien a partir de ahí cerró filas y dominó casi sin contratiempos a la artillería rival.

Los dueños de casa sentenciaron la suerte del desafío en el quinto inning, con otro enorme rally de cuatro carreras, confeccionado íntegramente después de dos outs, en el que intervinieron doblete remolcador de una anotación del veterano de 44 años Manuel Benavides -exjugador de Santiago de Cuba-, sencillo de Santoya (impulsó otra), y cuadrangular con uno abordo de Yadiel Hernández, el segundo que conectaba en la velada.

Una entrada más tarde, Matanzas amplió la diferencia con otras tres carreras, impulsadas todas por vuelacercas de Ariel Sánchez, un puntillazo que estremeció el Victoria de Girón y dejó sin capacidad de reacción a Industriales.

El crédito de la victoria fue a la hoja de servicios de Joel Suárez, la segunda que obtiene en la postemporada, gracias a su aceptable labor de cuatro entradas, lapso en el que propinó par de ponches, permitió cuatro hits y le marcaron solo una carrera.

A modo de curiosidad, el manager matancero Víctor Mesa utilizó un total de nueve lanzadores para finiquitar el triunfo.

Mientras, su homólogo industrialista Lázaro Vargas envío al ruedo como estabilizador en el quinto inning, con el partido 5-4, al derecho novato David Mena, quien no pudo con la presión y lógicamente falló en su relevo, primero de su carrera deportiva en etapas de play off.

La movida táctica de Vargas dará mucho que hablar, aunque desde ya es la peor de todas cuantas haya realizado en su primera campaña al frente del equipo de sus amores, Industriales.

Sin duda, la distinción de mejor bateador del partido corresponde a Yadiel Hernández, quien compiló dos jonrones en tres veces al bate, con tres remolcadas y dos anotadas.

Este partido es el más importante de mi vida, estoy en las nubes. Mañana tenemos que ganar para completar este sueño, tenemos que salir a matar o morir, sentenció el quinto bate matancero al término del partido.

Además de Hernández, también brillaron con el madero por los ganadores Santoya (par de sencillos y un jonrón, con cuatro impulsadas y dos anotadas) y Ariel Sánchez (cuadrangular y tres empujadas), en tanto por los derrotados sobresalieron Tabares (par de sencillos y un doble en cuatro veces al bate, con dos anotadas) y Reyes (imparable y bambinazo, con dos impulsadas).

Estos equipos disputarán este jueves el séptimo partido de esta final occidental, con un presunto duelo de lanzadores derechos entre el industrialista Frank Monthiet, campeón olímpico en Atenas-2004, y el as del staff matancero Jorge Alberto Martínez.

Ojalá que el juego de hoy se decida a favor de Matanzas para completar mi felicidad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres