Blogia
Letra Nueva

Cienfuegos hizo historia en el béisbol cubano

Cienfuegos hizo historia en el béisbol cubano

Los Elefantes de Cienfuegos con su victoria de ayer jueves contra La Habana no solo fueron los primeros en llegar a semifinales de la Serie Nacional de Béisbol número 50, sino que también constituye su mejor actuación en medio siglo de pelota revolucionaria, pues su mejor ubicación anterior era el quinto lugar y ahora ya aseguraron el cuarto.

Esta ha sido una temporada de ensueños para los peloteros sureños y para su afición: fueron los primeros en clasificar a play off, fue el equipo con mayor número de victorias y algunos de sus integrantes lograron lideratos envidiables, pero con la victoria sobre La Habana en solo 5 juegos se rompieron todos los pronósticos. Los Vaqueros de La Habana el año anterior en esta misma fase solo permitieron una derrota y eliminaron a los sureños con su picheo estelar, pero este año fue a la inversa, pues los lanzadores y la ofensiva cienfueguera solo aceptó una derrota y arrolló a los Vaqueros con fuerza e inteligencia sobre el terreno.

Una vez más ambos elencos deleitaron a los aficionados con un juego digno de finales, pues se tuvieron que extender a 14 inning y se mantuvieron empatados a 1 hasta la novena entrada. A lo largo de los 9 inning los estelares Yadier Pedroso y Norberto González se mostraron imponentes en el box y luego fueron relevados por otros dos fuera de liga: Miguel Alfredo González y Duniel Ibarra, que a la postre se anotó la victoria.

A pesar de que se jugaron 14 inning solo se pudieron conectar 16 imparables, 9 Cienfuegos y 7 La Habana, lo que demostró un dominio casi total del picheo. Los Vaqueros pudieron abrir el marcador solo en el sexto inning en los pies de Dayan Laza, pero en el séptimo el receptor cienfueguero Osvaldo Arias mostró su clase y la sacó de l estadio Nelson Fernández con cuadrangular por el jardín izquierdo.

La pizarra se mantuvo limpia hasta la entrada 14, en la que Yaser Puig dio línea al central y José Dariel Abreu recibió base por bolas intencional y ambos anotaron gracias a doblete de línea al central de Osvaldo Arias, que fue el hombre decisivo del encuentro, unido a la excelente labor de los lanzadores.

Aunque fue un partido bastante extenso la defensa de ambos equipo se mostró de maravillas, pues solo cometieron dos errores, ambos de La Habana: Yadier Pedroso cometió wild pitch (WP) en el sexto y Michel González en el onceno.

Iday Abreu, manager de los vencedores, expresó en entrevista televisiva que su equipo ya alcanzó la mayoría de edad y está dispuesto a enfrentar la semifinal con la misma combatividad  y responsabilidad sobre el terreno.
Abreu elogió también los esfuerzos de la tropa de Esteban Lombillo, "digno rival por su comportamiento aguerrido en los cuartos de final y durante toda la campaña regular".
Dedicó la victoria al pueblo cienfueguero, que confió siempre en las potencialidades de la escuadra y se convirtió en otro jugador del conjunto.
Ahora, los Elefantes esperan por el vencedor entre Pinar del Río y Sancti Spíritus, enfrentamiento que se traslada al estadio Capitán San Luis con ventaja 3-2 de los occidentales.

Definitivamente resultó un juego no apto para personas con problemas del corazón, pero significa una alegría enorme para los Elefantes y para sus seguidores en toda Cuba. Con estos resultados Cienfuegos logra incluirse entre lo más selecto del béisbol cubano y lo ha hecho en un año en que llegamos el medio siglo de béisbol revolucionario, cuando alrededor de los juegos se ha creado una atmósfera competitiva y de fanáticos como nunca se había visto en Cuba.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres