Blogia
Letra Nueva

Origen de palabras y frases curiosas

Origen de palabras y frases curiosas

¿De dónde surgen algunas palabras que nos llaman la atención? Por ejemplo, hace unos días tuve la duda del origen de la palabra “comparsa”.
No existe un solo cubano sin saber qué es una comparsa. Si le preguntara a alguno la describiría de manera general y sin entrar en detalles eruditos como un grupo de personas, vestidas llamativamente, que en plazas, lugares abiertos o en plena calle ejecutan una coreografía danzaria acompañados de instrumentos de percusión y metales, y es capaz de arrastrar tras sí a gran cantidad de bailadores durante largos tramos.
Nada que ver con su surgimiento. Según estudiosos del castellano la palabra “comparsa” tiene su etimología en cierto tipo de teatro improvisado y popular oriundo del norte de Italia, a mediados del siglo XVI. Fue en la Commedia dell´Arte donde aparecieron por primera vez los comparsas, personajes que salían a escena sin hablar, cantar ni bailar. El vocablo se derivó del verbo comparecer, toda vez que ésa era la única misión de tales personajes. Cuando se integró a la lengua española, la palabra comparsa denominó a grupos de personas disfrazadas, casi siempre durante las fiestas de carnaval en diversas partes del mundo.
El castellano y el francés adoptaron la voz italiana "comparsa", participio femenino del verbo 'comparire' (aparecer). En italiano actual una 'comparsa' es una aparición y, en el lenguaje del cine y del teatro, un figurante, un extra, uno que sólo hará una 'aparición' rápida en una secuencia. En el siglo XVII, era un 'figurante de carrusel' y, a finales del siglo siguiente, un 'comparsa de teatro' (en el teatro italiano el comparsa era un personaje mudo).


Te estás pasando de la raya. No te pases de la raya. Te pasate de la raya”


También otra frase que usamos los cubanos a diaris, sin saber de dónde viene es esta que les comento a continuación. Expresiones como estas todos o bien la hemos dicho o la hemos escuchado. Pero ¿pasarse de que raya? ¿cuál es el origen de dicha expresión?
Pues bien, ésta expresión -’pasarse de la raya’- se remonta a inicios del boxeo cuando este deporte no contaba con un cuadrilátero para disputar las peleas. Existían dos modos para que los boxeadores se midieran, el primero de ellos consistía en marcar una raya de tiza en el suelo, así los dos contrincantes quedaban de uno y otro lado, es decir, de frente.
Además los dos contendientes debían poner un pie adelantado en la tiza, no debían moverlo, y mucho menos traspasar su pie de la ‘raya’. Era una pelea casi estática. De modo que si uno de los contendientes se pasaba de la raya (de tiza), perdía la pelea.
La segunda modalidad consistía en que los boxeadores combatieran dentro de un anillo o círculo –ring en inglés– pintado con tiza o conformado por los propios espectadores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres