Blogia
Letra Nueva

Del Homo Habilis al Homo Digitalis

Del Homo Habilis al Homo Digitalis

En un inicio el hombre usó sus manos como las primeras herramientas. Poco apoco comenzaron a utilizar los recursos a su alcance para facilitarle su vida, desde una rama para alcanzar una fruta hasta una roca para matar una presa comestible.

Tuvo que pasar mucho tiempo hasta que aprendieron a dominar el fuego, el arco y la flecha y lograron domesticar los primeros animales. Pero una cosa es cierta: el uso de las herramientas le proporcionó al Hombre la diferencia con sus primos homínidos y lo colocó un paso por delante de los otros primates.

Un paso enorme en el uso de las herramientas y del desarrollo humano fue el descubrimiento de la rueda. No se sabe cómo, pero la rueda apareció para quedarse y más tarde conllevó a descubrimientos mecánicos, físicos y hasta sociales. La rueda solo sirvió para complejizar más las herramientas existentes y facilitarle los procesos productivos a los humanos, que se vieron cada vez más habituados (dependientes) de útiles para cualquier cosa.

La pólvora fue otro gran descubrimiento que significó mucho para el Hombre, aunque durante mucho tiempo solo la utilizaron los chinos para sus fuegos artificiales y algún que otro cañón. Pero en la Edad Media la pólvora se extendió de las simples herramientas a las artes de guerra. Lo que antes se utilizaba como herramientas para facilitarle la vida a los hombres ahora se usaba también para aniquilarlos. Durante todo ese tiempo el hombre adaptó su vida a las herramientas que tenía y no a la inversa, como ocurrió en los albores de la humanidad.

Con la primera y segunda revolución industrial el tamaño y diversidad de las herramientas utilizadas por los humanos llegó a niveles nunca antes vistos. Aparecieron los motores a vapor, los telares mecánicos, la imprenta de tipos móviles. Más tarde vendrían los elevadores, el motor de 4 tiempos, el teléfono, la radio, la electricidad y otros miles de inventos, que llevaron al hombre a ser más holgazanes y más dependientes.

Con la aparición de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones y la masificación de la computación el uso de herramientas llegó al límite. Hay útiles para todo, pero ahora le dicen “gadgets”. Hay gadgets para comunicarse con otros humanos, para controlar la salud, para cocinar nuestros alimentos, para controlar otras herramientas (¡Hasta eso hemos llegado!)

Hoy la dependencia de las herramientas, sobre todo las computacionales, se ha vuelto tan grande que si no tenemos uno de eso medios no trabajamos. Lo que antes era un medio para lograr un fin se ha convertido en un fin absoluto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres