Blogia
Letra Nueva

Cuando la luz se hizo leyenda

El 9 de octubre de 1967 quisieron apagar la luz de sus ideas, pero sin querer lo convirtieron en leyenda universal. Ahora la luz de su estrella brilla sobre un continente entero, no escondida ni vejada, sino redentora y multitudinaria.

Es cierto que mataron al hombre y escondieron su cuerpo, pero sus ideas se filtraron desde La Higuera, corrieron por el espinazo andino del continente y se esparcieron por llanuras y ríos de nuestra América y llegaron un poco más allá.

Para apresarlo mandaron miles de mercenarios. Miles contra unos pocos guerrilleros; de la misma forma que comienzan casi todas las luchas revolucionarias. Los Andes bolivianos le dieron comida y refugio a esos titanes salidos de muchos pueblos americanos. Cada uno de ellos representaba cientos de años de opresión, miles de esclavos arrancados de África y constante gritos de libertad.

Hoy esas mismas tierras están llenas de jóvenes como él, algunos incluso visten la bata blanca que vistió durante tan poco tiempo. Son jóvenes de este tiempo y de esta tierra, dignos seguidores de las ideas del Che.

Aunque la bala del Imperialismo quiso frenar su paso solo sirvió de detonador de esa gran revolución americana, que hoy tiene miles de corazones y millones de puños, dispuestos a seguir luchando contra los molinos de viento.

Cuando Fidel se dirigió al pueblo y anunció su caída en combate un país entero lo lloró, pero casi al instante el pueblo cubano se dio cuenta de que mientras sus ideas vivieran su ejemplo no moriría, y así fue. El ejemplo del Che Guevara se expande, se multiplica, renace en cada pueblo americano que lucha, en cada indio que se levante, en cada jornalero que luchas por sus derechos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres