Blogia

Letra Nueva

El Club Bilderberg, gobierno global oculto a simple vista

El Club Bilderberg, gobierno global oculto a simple vista

Hace poco leyendo una de las habituales reflexiones de Fidel Castro me llamó la atención uno de los temas que trata en su artículo: el libro de Daniel Estulín, "La verdadera historia del CLUB BILDERBERG". A partir de la lectura del artículo de Fidel comencé a buscar información sobre el citado Club y de pronto me vi envuelto en algo parecido al Priorato de Sion que muestra Dan Brown en su libro El Código Da Vinci. Alrededor del Club Bilderberg se entreteje una trama enorme de personajes poderosísimos e intocables, de los que muchas veces no se conocen ni sus nombres.
Todo lo que se habla en este Club se me parece mucho a “El fin de la Historia y el último hombre”, de Francis Fukuyama o el “Proyecto para un nuevo siglo americano”, que desde febrero de 2009 se disfrazó y ahora se llama “Iniciativa para una política extranjera”, FPI, por su siglas en inglés.
Bueno, para conocer mejor este interesante tema aquí les dejo algunas cosas que encontré, por supuesto, sin haber terminado de leer completamente el libro, pues comencé hace poco a leerlo.
Lo que se encuentra en Internet (esto lo encontré AQUÍ)
Daniel Estulín, el autor (un escritor canadiense de origen ruso, residente en España desde hace nueve años, hijo de un oficial de la KGB soviética), ha asegurado varias veces que detrás de las instituciones internacionales, de todas las organizaciones supranacionales y de los gobiernos, "un grupo de líderes políticos, financieros y empresarios gobierna el mundo".
El libro suyo contiene la investigación que realizó Estulín sobre lo que él llama "el verdadero gobierno mundial en la sombra". Estulín dice que el propósito de esta nueva secta es la creación de un "Nuevo Orden" planetario.
Para sustentar esta hipótesis, consultó innumerables fuentes y tuvo la colaboración de los compañeros de su padre y los hijos de estos, en la descomunal tarea de documentar la historia del Club Bilderberg.
El club existe realmente y fue creado por el príncipe Bernardo de Holanda en 1954. Su nombre se debe a que la primera reunión se realizó en un hotel con ese nombre, en la ciudad holandesa de Osterbeckl.
Cada año realizan una reunión, que está reseñada en la Enciclopedia Británica como "Bilderberg Conference" y se define así: "Conferencia de tres días a la que asisten cerca de 100 de los banqueros de Europa y de Norteamérica, economistas, políticos, y líderes gubernamentales más influyentes. Se realiza cada año en un país occidental diferente, en una atmósfera de rígido secreto".
Dependiendo de la óptica ideológica, el Club Bilderberg puede ser considerado:
- Un grupo internacional de cabildeo extremadamente elitista y con mucho poder para orientar la política internacional.
- Un inocente grupo de discusión en el que participan políticos, intelectuales y poderosos inversionistas.
- Una sociedad capitalista secreta que defiende sus propios intereses y que urde intrigas y maquinaciones para asegurarse la dominación del mundo.
Aunque las reuniones se realizan en medio del más estricto secreto y a ellas no tiene acceso la prensa, la paciente labor de algunos periodistas investigadores ha logrado conocer la identidad de algunos asistentes asiduos a las últimas cinco: Paul Wolfowitz, presidente del Banco Mundial; Donald Rumsfeld, secretario de Defensa de Estados Unidos; David Rockefeller, ex responsable del Chase Manhattan Bank, Henry A. Kissinger, ex secretario de Estado de los Estados Unidos; Alan Greenspan, gobernador del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos; Rodrigo Rato, director gerente del Fondo Monetario Internacional; Jacques Chirac, presidente de Francia; el multimillonario húngaro George Soros; o la Reina Sofía de España.
Daniel Estulín le atribuye una actividad tan secreta y poderosa al Club, que incluso asegura haber recibido amenazas y un intento de asesinato en 1996, debido a la naturaleza de sus investigaciones.
La historia conocida
El Club Bilderberg, según la historia que se conoce, nació en una época en que Europa se estaba recuperando de los efectos de la Segunda Guerra Mundial, gracias a los recursos procedentes de Estados Unidos, que permitieron revivir la capacidad de consumo de la clase media francesa, holandesa, belga, alemana e italiana. El mundo estaba dividido en dos grandes sistemas, opuestos y doctrinarios.
En 1954, el príncipe Bernardo de Holanda invitó a un grupo de personajes –cuya característica en común era el dinero, el poder o la influencia en sus respectivos países, y su marcado anticomunismo– a reunirse para discutir sobre el presente y el futuro de Europa y del mundo, creando "una entidad destinada a fortalecer la unidad atlántica, a frenar el expansionismo soviético y a fomentar la cooperación y el desarrollo económico de los países del área occidental".
El monarca contó con el apoyo de la Banca Rothschild, del magnate Rockefeller y de Henry Kissinger. A partir de entonces, la cita anual nunca ha dejado de realizarse. Todas en ciudades occidentales y, en la última década, unos días antes de la reunión del Grupo de los 8 (G8), los países más desarrollados del mundo.
Según publicó la revista Playboy en febrero de 2004, el sistema de seguridad para proteger al grupo "es tan elitista y poderoso como sus miembros".
Varias revistas europeas aseguran que tiene la sede principal en la ciudad holandesa de Leiden y cuenta con un comité directivo (Steering Committee) de unos 20 miembros permanentes, encargados de cursar las invitaciones a no más de 150 personas, según los temas que se tratarán en la agenda.
A las reuniones no está permitido el acceso de la prensa, de manera que casi nunca aparecen noticias o reportajes sobre ellas, y fotos mucho menos.
En la reunión de 2003, según la crónica de Play boy mencionada arriba, se filtraron algunos temas discutidos y se habló de cierto malestar del grupo por la invasión de Irak, que dividió a Estados Unidos y Europa, contrariando así los propósitos del Club de fortalecer el vínculo transatlántico.
Las únicas referencias públicas de las reuniones son algunos comunicados de prensa que reseñan muy brevemente los temas generales. Los más frecuentes en los últimos años son la energía nuclear y la biotecnología.
Los exclusivos socios
A las reuniones sucesivas nunca han dejado de asistir los secretarios de la OTAN del momento; hasta el año antes de su muerte, Giovanni Agnelli, presidente de la Fiat; el estadounidense Steve Case, de AOL-Time Warner; y una nómina asombrosa.
De hecho, la revista The Economist aseguró en un artículo de hace tres años que los más importantes líderes gubernamentales estuvieron en una reunión del Club Bilderberg antes de llegar a sus cargos, entre ellos Bill Clinton y Tony Blair, o el ex secretario de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer.
En 2003, la cumbre del Club de Bilderberg se realizó en el Hotel Trianon Park de Versalles (Francia), y sólo aparecieron en la prensa francesa unas pocas líneas sobre el encuentro, aunque entre los invitados de ese año estaban los presidentes de France Telecom, Coca-Cola y The Wall Street Journal, el consejero de Relaciones Públicas de Tony Blair, el primer ministro de Dinamarca, funcionarios de la administración de George Bush como Richard Perle y Paul Wolfowitz, y el ex presidente francés Valery Giscard D’Estaing.
La otra historia
La leyenda rodea al Club Bilderberg desde hace muchos años, incluso hay numerosas historias sobre desgracias que han caído sobre los periodistas que se atreven a investigar las reuniones o la naturaleza verdadera de la congregación.
Un sociólogo británico llamado Mikes Piter escribió un artículo en el que asegura que, en 1976, el periodista de Financial Times, Gordon Theter, fue despedido cuando intentó publicar, sin éxito, un artículo demasiado explícito sobre la reunión de ese año.
Muchos periodistas han tejido la otra historia del Club, una atractiva maraña de conspiraciones y planes secretos.
Mateo Balín, periodista de la Agencia de Información Solidaria, un grupo de prensa de orientación izquierdista, dice que los miembros del Club Bilderberg suelen usar una "estrategia que consiste en crear tensiones en naciones cerradas cultural y religiosamente, que conducen a estados de guerra y hostilidades perpetuas que utilizan para justificar medidas de emergencia nacional en los tiempos de paz".
Es decir, que fomentan crisis y contribuyen a solucionarlas, siempre y cuando el final de esos conflictos sea plenamente controlado.
La escritora española Cristina Martín Jiménez, autora del libro "El Club Bilderberg, los amos del mundo", dice en esa obra: "Cuando por vez primera me hablaron del Club Bilderberg sentí escalofríos. Su existencia parecía más ciencia-ficción que realidad. Me propuse el reto de desvelar los secretos de ese poderoso grupo que actúa discretamente para controlar el mundo. Rápidamente contacté con un investigador que lleva años siguiéndoles la pista, cuyo nombre omitiré por su seguridad personal. Éste me dijo: ‘Bilderberg es igual que Gran Hermano, el ojo que todo ve y controla. No actúan por dinero, ya tienen muchísimo; es por poder. El objetivo real es el poder absoluto, convertir a la gente en esclavos’. A continuación me mostró un billete de un dólar americano para explicarme la simbología masónica que contiene. El ojo sobre la pirámide, las 13 ramas, 13 flechas... Debajo de la pirámide hay una frase que dice: Nuevo Orden Mundial. No sólo se intuye la mano de la Masonería, sino la del Iluminismo. Nuestra conversación terminó con su consejo de que no escribiese el libro. ‘Esa gente es muy peligrosa. Te perseguirán a ti y a tu familia. Os lo quitarán todo, os dejarán en la calle. Ningún abogado querrá defenderte. No volverás a trabajar nunca. Llamarán a todas partes y pronunciarán tu nombre para que nadie te contrate. Retirarán el libro de las librerías con una sola llamada. Voces anónimas me han amenazado con secuestrarme, incluso con matarme...’
Me llevé dos días pensando en el alcance y significado de sus palabras. Llegué a la conclusión de que los bilderbergers no iban a perder el tiempo con alguien tan insignificante como yo. Y, por supuesto, no podía permitir que fuese el miedo el que decidiera por mí. Por eso comencé a investigar".
Una de sus reuniones
Los temas de la reunión del año pasado se divulgaron especulativamente, pues, como siempre, la entrada a la prensa estaba prohibida.
Sin embargo, se dice que el tema de Irak se acabó, que la discusión tiene que ver con la alianza entre Fidel Castro y Hugo Chávez, el Tratado de Libre Comercio, China y el comercio textil. Este último mereció una intervención del presidente Jacques Chirac en estos términos: "No podemos aceptar que estos productos invadan nuestros países sin ninguna regulación", según dice una columna de Mateo Balín.
Este periodista considera que se trata de una "visión de la democracia teledirigida, que pone en práctica no sólo el Club Bilderberg, sino el Bohemia Club, la Comisión Trilateral o el Club de Roma, que aparecen como ramificaciones donde el gran poder negocia las políticas globales a la sombra de los debates públicos".
Lo único que se saca en claro de las escasas noticias publicadas sobre la reunión Bilderberg 2005, en la localidad alemana de Rottach-Egern, es que fue extraordinaria.
Para Daniel Estulín, la reunión de este año ratifica que el Club Bilderberg es responsable "del terrorismo promovido por los gobiernos, el actual control de la población a través de la manipulación y el miedo y, lo más espantoso de todo, de los proyectos futuros del Nuevo Orden Mundial".
En su libro, atribuye a los "bilderbergers" maniobras como dar carta blanca a Rusia para bombardear Chechenia y presionar a Margaret Thatcher para retirarla de la política por oponerse al euro.
Elementos que se ven en el libro de Estulín (Esto lo encontré AQUÍ)
A través de lo que se lee en el libro se como que entre sus planes figura establecer:
• Un solo gobierno planetario con un único mercado globalizado, con un solo ejército y una única moneda regulada por un Banco Mundial.
• Una Iglesia universal que canalizará a la gente hacia los deseos del Nuevo Orden Mundial. El resto de religiones serán destruidas.
• Unos servicios internacionales que completarán la destrucción de cualquier identidad nacional a través de su subversión desde el interior. Sólo se permitirá que florezcan los valores universales.
• El control de toda la humanidad a través de medios de manipulación mental. Este plan está descrito en el libro Technotronic Era (Era tecnotrónica) de Zbigniew Brzezinski, miembro del Club. En el Nuevo Orden Mundial no habrá clase media, sólo sirvientes y gobernantes.
• Una sociedad posindustrial de crecimiento cero», que acabará con la industrialización y la producción de energía eléctrica nuclear (excepto para las industrias de los ordenadores y servicios). Las industrias canadienses y estadounidenses que queden serán 43 exportadas a países pobres como Bolivia, Perú, Ecuador, Nicaragua, etc., en los que existe mano de abra barata. Se hará realidad, entonces, uno de los principales objetivos del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte).
• El crecimiento cero es necesario para destruir los vestigios de prosperidad y dividir a la sociedad en propietarios y esclavos. Cuando hay prosperidad, hay progreso, lo cual hace mucho más difícil la represión.
• Cabe incluir en ello la despoblación de las grandes ciudades, según el experimento llevado a cabo en Camboya por Pol Pot. Los planes genocidas de Pot fueron diseñados en Estados Unidos por una de las instituciones hermanas de Bilderberg, el Club de Roma.
• La muerte de cuatro mil millones de personas, a las que Henry Kissinger y David Rockefeller llaman bromeando «estómagos inservibles» por medio de las guerras, el hambre y las enfermedades. Esto sucederá hacia el año 2050. «De los dos mil millones de personas restantes, 500 millones pertenecerán a las razas china y japonesa, que se salvarán gracias a su característica capacidad para obedecer a la autoridad» es lo que afirma John Coleman en su libro Conspirators’ Hierarchy: The Story of the Committee of 300. El doctor Coleman es un funcionario de inteligencia retirado que descubrió un informe encargado por el Comité de los 300 a Cyrus Vanee «sobre cómo llevar a cabo el genocidio». Según la investigación de Coleman, el informe fue titulado «Global 2000 Report», «aprobado por el presidente Cárter, en nombre gobierno de Estados Unidos y refrendado por Edwin Muskie, secretario de Estado». Según este informe, «la población de Estados Unidos se verá reducida a 100 millones hacia el año 2050».
• Crisis artificiales para mantener a la gente en un perpetuo estado de desequilibrio físico, mental y emocional. Confundirán y desmoralizarán a la población para evitar que decidan S11 propio destino, hasta el extremo de que la gente «tendrá demasiadas posibilidades de elección, lo que dará lugar a una gran apatía a escala masiva».
• Un férreo control sobre la educación con el propósito de destruirla. Una de las razones de la existencia de la UE (y la futura Unión Americana y Asiática) es el control de la educación para 44 «aborregar» a la gente. Aunque nos resulte increíble, estos esfuerzos ya están dando «buenos frutos». La juventud de hoy ignora por completo la historia, las libertades individuales y el significado del mismo concepto de libertad. Para los glo-balizadores es mucho más fácil luchar contra unos oponentes sin principios.
• El control de la política externa e interna de Estados Unidos (cosa ya conseguida a través del Gobierno de Bush), Canadá (controlada por Inglaterra) y Europa (a través de la Unión Europea).
• Una ONU más poderosa que se convierta finalmente en un Gobierno Mundial. Una de las medidas que conducirán a ello es la creación del impuesto directo sobre el «ciudadano mundial».
• La expansión del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del N arte) por todo el hemisferio occidental como preludio de la creación de una Unión Americana similar a la Unión Europea.
• Una Corte Internacional de Justicia con un solo sistema legal.
• Un estado del bienestar socialista donde se recompensará a los esclavos obedientes y se exterminará a los inconformistas.
En fin, es un libro que hay que leer con la mente fría y dispuestos a conocer elementos de la sociedad de los últimos 50 años que están ocultos a simple vista. Cuando termine trataré de compartir con mis lectores algo más que esta compilación.

Aquí pueden descargar el libro en idioma español: http://www.4shared.com/document/Ni2i73F5/LA_VERDADERA_HISTORIA_DEL_CLUB.html
Aquí pueden escuchar las palabras del autor acerca del libro:

 

Hace poco leyendo una de las habituales reflexiones de Fidel Castro me llamó la atención uno de los temas que trata en su artículo: el libro de Daniel Estulín, "La verdadera historia del CLUB BILDERBERG". A partir de la lectura del artículo de Fidel comencé a buscar información sobre el citado Club y de pronto me vi envuelto en algo parecido al Priorato de Sion que muestra Dan Brown en su libro El Código Da Vinci. Alrededor del Club Bilderberg se entreteje una trama enorme de personajes poderosísimos e intocables, de los que muchas veces no se conocen ni sus nombres.
Todo lo que se habla en este Club se me parece mucho a “El fin de la Historia y el último hombre”, de Francis Fukuyama o el “Proyecto para un nuevo siglo americano”, que desde febrero de 2009 se disfrazó y ahora se llama “Iniciativa para una política extranjera”, FPI, por su siglas en inglés.
Bueno, para conocer mejor este interesante tema aquí les dejo algunas cosas que encontré, por supuesto, sin haber terminado de leer completamente el libro, pues comencé hace poco a leerlo.
Lo que se encuentra en Internet (esto lo encontré AQUÍ)
Daniel Estulín, el autor (un escritor canadiense de origen ruso, residente en España desde hace nueve años, hijo de un oficial de la KGB soviética), ha asegurado varias veces que detrás de las instituciones internacionales, de todas las organizaciones supranacionales y de los gobiernos, "un grupo de líderes políticos, financieros y empresarios gobierna el mundo".
El libro suyo contiene la investigación que realizó Estulín sobre lo que él llama "el verdadero gobierno mundial en la sombra". Estulín dice que el propósito de esta nueva secta es la creación de un "Nuevo Orden" planetario.
Para sustentar esta hipótesis, consultó innumerables fuentes y tuvo la colaboración de los compañeros de su padre y los hijos de estos, en la descomunal tarea de documentar la historia del Club Bilderberg.
El club existe realmente y fue creado por el príncipe Bernardo de Holanda en 1954. Su nombre se debe a que la primera reunión se realizó en un hotel con ese nombre, en la ciudad holandesa de Osterbeckl.
Cada año realizan una reunión, que está reseñada en la Enciclopedia Británica como "Bilderberg Conference" y se define así: "Conferencia de tres días a la que asisten cerca de 100 de los banqueros de Europa y de Norteamérica, economistas, políticos, y líderes gubernamentales más influyentes. Se realiza cada año en un país occidental diferente, en una atmósfera de rígido secreto".
Dependiendo de la óptica ideológica, el Club Bilderberg puede ser considerado:
- Un grupo internacional de cabildeo extremadamente elitista y con mucho poder para orientar la política internacional.
- Un inocente grupo de discusión en el que participan políticos, intelectuales y poderosos inversionistas.
- Una sociedad capitalista secreta que defiende sus propios intereses y que urde intrigas y maquinaciones para asegurarse la dominación del mundo.
Aunque las reuniones se realizan en medio del más estricto secreto y a ellas no tiene acceso la prensa, la paciente labor de algunos periodistas investigadores ha logrado conocer la identidad de algunos asistentes asiduos a las últimas cinco: Paul Wolfowitz, presidente del Banco Mundial; Donald Rumsfeld, secretario de Defensa de Estados Unidos; David Rockefeller, ex responsable del Chase Manhattan Bank, Henry A. Kissinger, ex secretario de Estado de los Estados Unidos; Alan Greenspan, gobernador del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos; Rodrigo Rato, director gerente del Fondo Monetario Internacional; Jacques Chirac, presidente de Francia; el multimillonario húngaro George Soros; o la Reina Sofía de España.
Daniel Estulín le atribuye una actividad tan secreta y poderosa al Club, que incluso asegura haber recibido amenazas y un intento de asesinato en 1996, debido a la naturaleza de sus investigaciones.
La historia conocida
El Club Bilderberg, según la historia que se conoce, nació en una época en que Europa se estaba recuperando de los efectos de la Segunda Guerra Mundial, gracias a los recursos procedentes de Estados Unidos, que permitieron revivir la capacidad de consumo de la clase media francesa, holandesa, belga, alemana e italiana. El mundo estaba dividido en dos grandes sistemas, opuestos y doctrinarios.
En 1954, el príncipe Bernardo de Holanda invitó a un grupo de personajes –cuya característica en común era el dinero, el poder o la influencia en sus respectivos países, y su marcado anticomunismo– a reunirse para discutir sobre el presente y el futuro de Europa y del mundo, creando "una entidad destinada a fortalecer la unidad atlántica, a frenar el expansionismo soviético y a fomentar la cooperación y el desarrollo económico de los países del área occidental".
El monarca contó con el apoyo de la Banca Rothschild, del magnate Rockefeller y de Henry Kissinger. A partir de entonces, la cita anual nunca ha dejado de realizarse. Todas en ciudades occidentales y, en la última década, unos días antes de la reunión del Grupo de los 8 (G8), los países más desarrollados del mundo.
Según publicó la revista Playboy en febrero de 2004, el sistema de seguridad para proteger al grupo "es tan elitista y poderoso como sus miembros".
Varias revistas europeas aseguran que tiene la sede principal en la ciudad holandesa de Leiden y cuenta con un comité directivo (Steering Committee) de unos 20 miembros permanentes, encargados de cursar las invitaciones a no más de 150 personas, según los temas que se tratarán en la agenda.
A las reuniones no está permitido el acceso de la prensa, de manera que casi nunca aparecen noticias o reportajes sobre ellas, y fotos mucho menos.
En la reunión de 2003, según la crónica de Play boy mencionada arriba, se filtraron algunos temas discutidos y se habló de cierto malestar del grupo por la invasión de Irak, que dividió a Estados Unidos y Europa, contrariando así los propósitos del Club de fortalecer el vínculo transatlántico.
Las únicas referencias públicas de las reuniones son algunos comunicados de prensa que reseñan muy brevemente los temas generales. Los más frecuentes en los últimos años son la energía nuclear y la biotecnología.
Los exclusivos socios
A las reuniones sucesivas nunca han dejado de asistir los secretarios de la OTAN del momento; hasta el año antes de su muerte, Giovanni Agnelli, presidente de la Fiat; el estadounidense Steve Case, de AOL-Time Warner; y una nómina asombrosa.
De hecho, la revista The Economist aseguró en un artículo de hace tres años que los más importantes líderes gubernamentales estuvieron en una reunión del Club Bilderberg antes de llegar a sus cargos, entre ellos Bill Clinton y Tony Blair, o el ex secretario de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer.
En 2003, la cumbre del Club de Bilderberg se realizó en el Hotel Trianon Park de Versalles (Francia), y sólo aparecieron en la prensa francesa unas pocas líneas sobre el encuentro, aunque entre los invitados de ese año estaban los presidentes de France Telecom, Coca-Cola y The Wall Street Journal, el consejero de Relaciones Públicas de Tony Blair, el primer ministro de Dinamarca, funcionarios de la administración de George Bush como Richard Perle y Paul Wolfowitz, y el ex presidente francés Valery Giscard D’Estaing.
La otra historia
La leyenda rodea al Club Bilderberg desde hace muchos años, incluso hay numerosas historias sobre desgracias que han caído sobre los periodistas que se atreven a investigar las reuniones o la naturaleza verdadera de la congregación.
Un sociólogo británico llamado Mikes Piter escribió un artículo en el que asegura que, en 1976, el periodista de Financial Times, Gordon Theter, fue despedido cuando intentó publicar, sin éxito, un artículo demasiado explícito sobre la reunión de ese año.
Muchos periodistas han tejido la otra historia del Club, una atractiva maraña de conspiraciones y planes secretos.
Mateo Balín, periodista de la Agencia de Información Solidaria, un grupo de prensa de orientación izquierdista, dice que los miembros del Club Bilderberg suelen usar una "estrategia que consiste en crear tensiones en naciones cerradas cultural y religiosamente, que conducen a estados de guerra y hostilidades perpetuas que utilizan para justificar medidas de emergencia nacional en los tiempos de paz".
Es decir, que fomentan crisis y contribuyen a solucionarlas, siempre y cuando el final de esos conflictos sea plenamente controlado.
La escritora española Cristina Martín Jiménez, autora del libro "El Club Bilderberg, los amos del mundo", dice en esa obra: "Cuando por vez primera me hablaron del Club Bilderberg sentí escalofríos. Su existencia parecía más ciencia-ficción que realidad. Me propuse el reto de desvelar los secretos de ese poderoso grupo que actúa discretamente para controlar el mundo. Rápidamente contacté con un investigador que lleva años siguiéndoles la pista, cuyo nombre omitiré por su seguridad personal. Éste me dijo: ‘Bilderberg es igual que Gran Hermano, el ojo que todo ve y controla. No actúan por dinero, ya tienen muchísimo; es por poder. El objetivo real es el poder absoluto, convertir a la gente en esclavos’. A continuación me mostró un billete de un dólar americano para explicarme la simbología masónica que contiene. El ojo sobre la pirámide, las 13 ramas, 13 flechas... Debajo de la pirámide hay una frase que dice: Nuevo Orden Mundial. No sólo se intuye la mano de la Masonería, sino la del Iluminismo. Nuestra conversación terminó con su consejo de que no escribiese el libro. ‘Esa gente es muy peligrosa. Te perseguirán a ti y a tu familia. Os lo quitarán todo, os dejarán en la calle. Ningún abogado querrá defenderte. No volverás a trabajar nunca. Llamarán a todas partes y pronunciarán tu nombre para que nadie te contrate. Retirarán el libro de las librerías con una sola llamada. Voces anónimas me han amenazado con secuestrarme, incluso con matarme...’
Me llevé dos días pensando en el alcance y significado de sus palabras. Llegué a la conclusión de que los bilderbergers no iban a perder el tiempo con alguien tan insignificante como yo. Y, por supuesto, no podía permitir que fuese el miedo el que decidiera por mí. Por eso comencé a investigar".
Una de sus reuniones
Los temas de la reunión del año pasado se divulgaron especulativamente, pues, como siempre, la entrada a la prensa estaba prohibida.
Sin embargo, se dice que el tema de Irak se acabó, que la discusión tiene que ver con la alianza entre Fidel Castro y Hugo Chávez, el Tratado de Libre Comercio, China y el comercio textil. Este último mereció una intervención del presidente Jacques Chirac en estos términos: "No podemos aceptar que estos productos invadan nuestros países sin ninguna regulación", según dice una columna de Mateo Balín.
Este periodista considera que se trata de una "visión de la democracia teledirigida, que pone en práctica no sólo el Club Bilderberg, sino el Bohemia Club, la Comisión Trilateral o el Club de Roma, que aparecen como ramificaciones donde el gran poder negocia las políticas globales a la sombra de los debates públicos".
Lo único que se saca en claro de las escasas noticias publicadas sobre la reunión Bilderberg 2005, en la localidad alemana de Rottach-Egern, es que fue extraordinaria.
Para Daniel Estulín, la reunión de este año ratifica que el Club Bilderberg es responsable "del terrorismo promovido por los gobiernos, el actual control de la población a través de la manipulación y el miedo y, lo más espantoso de todo, de los proyectos futuros del Nuevo Orden Mundial".
En su libro, atribuye a los "bilderbergers" maniobras como dar carta blanca a Rusia para bombardear Chechenia y presionar a Margaret Thatcher para retirarla de la política por oponerse al euro.
Elementos que se ven en el libro de Estulín (Esto lo encontré AQUÍ)
A través de lo que se lee en el libro se como que entre sus planes figura establecer:
• Un solo gobierno planetario con un único mercado globalizado, con un solo ejército y una única moneda regulada por un Banco Mundial.
• Una Iglesia universal que canalizará a la gente hacia los deseos del Nuevo Orden Mundial. El resto de religiones serán destruidas.
• Unos servicios internacionales que completarán la destrucción de cualquier identidad nacional a través de su subversión desde el interior. Sólo se permitirá que florezcan los valores universales.
• El control de toda la humanidad a través de medios de manipulación mental. Este plan está descrito en el libro Technotronic Era (Era tecnotrónica) de Zbigniew Brzezinski, miembro del Club. En el Nuevo Orden Mundial no habrá clase media, sólo sirvientes y gobernantes.
• Una sociedad posindustrial de crecimiento cero», que acabará con la industrialización y la producción de energía eléctrica nuclear (excepto para las industrias de los ordenadores y servicios). Las industrias canadienses y estadounidenses que queden serán 43 exportadas a países pobres como Bolivia, Perú, Ecuador, Nicaragua, etc., en los que existe mano de abra barata. Se hará realidad, entonces, uno de los principales objetivos del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte).
• El crecimiento cero es necesario para destruir los vestigios de prosperidad y dividir a la sociedad en propietarios y esclavos. Cuando hay prosperidad, hay progreso, lo cual hace mucho más difícil la represión.
• Cabe incluir en ello la despoblación de las grandes ciudades, según el experimento llevado a cabo en Camboya por Pol Pot. Los planes genocidas de Pot fueron diseñados en Estados Unidos por una de las instituciones hermanas de Bilderberg, el Club de Roma.
• La muerte de cuatro mil millones de personas, a las que Henry Kissinger y David Rockefeller llaman bromeando «estómagos inservibles» por medio de las guerras, el hambre y las enfermedades. Esto sucederá hacia el año 2050. «De los dos mil millones de personas restantes, 500 millones pertenecerán a las razas china y japonesa, que se salvarán gracias a su característica capacidad para obedecer a la autoridad» es lo que afirma John Coleman en su libro Conspirators’ Hierarchy: The Story of the Committee of 300. El doctor Coleman es un funcionario de inteligencia retirado que descubrió un informe encargado por el Comité de los 300 a Cyrus Vanee «sobre cómo llevar a cabo el genocidio». Según la investigación de Coleman, el informe fue titulado «Global 2000 Report», «aprobado por el presidente Cárter, en nombre gobierno de Estados Unidos y refrendado por Edwin Muskie, secretario de Estado». Según este informe, «la población de Estados Unidos se verá reducida a 100 millones hacia el año 2050».
• Crisis artificiales para mantener a la gente en un perpetuo estado de desequilibrio físico, mental y emocional. Confundirán y desmoralizarán a la población para evitar que decidan S11 propio destino, hasta el extremo de que la gente «tendrá demasiadas posibilidades de elección, lo que dará lugar a una gran apatía a escala masiva».
• Un férreo control sobre la educación con el propósito de destruirla. Una de las razones de la existencia de la UE (y la futura Unión Americana y Asiática) es el control de la educación para 44 «aborregar» a la gente. Aunque nos resulte increíble, estos esfuerzos ya están dando «buenos frutos». La juventud de hoy ignora por completo la historia, las libertades individuales y el significado del mismo concepto de libertad. Para los glo-balizadores es mucho más fácil luchar contra unos oponentes sin principios.
• El control de la política externa e interna de Estados Unidos (cosa ya conseguida a través del Gobierno de Bush), Canadá (controlada por Inglaterra) y Europa (a través de la Unión Europea).
• Una ONU más poderosa que se convierta finalmente en un Gobierno Mundial. Una de las medidas que conducirán a ello es la creación del impuesto directo sobre el «ciudadano mundial».
• La expansión del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del N arte) por todo el hemisferio occidental como preludio de la creación de una Unión Americana similar a la Unión Europea.
• Una Corte Internacional de Justicia con un solo sistema legal.
• Un estado del bienestar socialista donde se recompensará a los esclavos obedientes y se exterminará a los inconformistas.
En fin, es un libro que hay que leer con la mente fría y dispuestos a conocer elementos de la sociedad de los últimos 50 años que están ocultos a simple vista. Cuando termine trataré de compartir con mis lectores algo más que esta compilación.
Aquí pueden escuchar las palabras del autor acerca del libro:Hace poco leyendo una de las habituales reflexiones de Fidel Castro me llamó la atención uno de los temas que trata en su artículo: el libro de Daniel Estulín, "La verdadera historia del CLUB BILDERBERG". A partir de la lectura del artículo de Fidel comencé a buscar información sobre el citado Club y de pronto me vi envuelto en algo parecido al Priorato de Sion que muestra Dan Brown en su libro El Código Da Vinci. Alrededor del Club Bilderberg se entreteje una trama enorme de personajes poderosísimos e intocables, de los que muchas veces no se conocen ni sus nombres.

Todo lo que se habla en este Club se me parece mucho a “El fin de la Historia y el último hombre”, de Francis Fukuyama o el “Proyecto para un nuevo siglo americano”, que desde febrero de 2009 se disfrazó y ahora se llama “Iniciativa para una política extranjera”, FPI, por su siglas en inglés.

Bueno, para conocer mejor este interesante tema aquí les dejo algunas cosas que encontré, por supuesto, sin haber terminado de leer completamente el libro, pues comencé hace poco a leerlo.

Lo que se encuentra en Internet (esto lo encontré AQUÍ)

Daniel Estulín, el autor (un escritor canadiense de origen ruso, residente en España desde hace nueve años, hijo de un oficial de la KGB soviética), ha asegurado varias veces que detrás de las instituciones internacionales, de todas las organizaciones supranacionales y de los gobiernos, "un grupo de líderes políticos, financieros y empresarios gobierna el mundo".
El libro suyo contiene la investigación que realizó Estulín sobre lo que él llama "el verdadero gobierno mundial en la sombra". Estulín dice que el propósito de esta nueva secta es la creación de un "Nuevo Orden" planetario.
Para sustentar esta hipótesis, consultó innumerables fuentes y tuvo la colaboración de los compañeros de su padre y los hijos de estos, en la descomunal tarea de documentar la historia del Club Bilderberg.
El club existe realmente y fue creado por el príncipe Bernardo de Holanda en 1954. Su nombre se debe a que la primera reunión se realizó en un hotel con ese nombre, en la ciudad holandesa de Osterbeckl.
Cada año realizan una reunión, que está reseñada en la Enciclopedia Británica como "Bilderberg Conference" y se define así: "Conferencia de tres días a la que asisten cerca de 100 de los banqueros de Europa y de Norteamérica, economistas, políticos, y líderes gubernamentales más influyentes. Se realiza cada año en un país occidental diferente, en una atmósfera de rígido secreto".
Dependiendo de la óptica ideológica, el Club Bilderberg puede ser considerado:
- Un grupo internacional de cabildeo extremadamente elitista y con mucho poder para orientar la política internacional.
- Un inocente grupo de discusión en el que participan políticos, intelectuales y poderosos inversionistas.
- Una sociedad capitalista secreta que defiende sus propios intereses y que urde intrigas y maquinaciones para asegurarse la dominación del mundo.
Aunque las reuniones se realizan en medio del más estricto secreto y a ellas no tiene acceso la prensa, la paciente labor de algunos periodistas investigadores ha logrado conocer la identidad de algunos asistentes asiduos a las últimas cinco: Paul Wolfowitz, presidente del Banco Mundial; Donald Rumsfeld, secretario de Defensa de Estados Unidos; David Rockefeller, ex responsable del Chase Manhattan Bank, Henry A. Kissinger, ex secretario de Estado de los Estados Unidos; Alan Greenspan, gobernador del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos; Rodrigo Rato, director gerente del Fondo Monetario Internacional; Jacques Chirac, presidente de Francia; el multimillonario húngaro George Soros; o la Reina Sofía de España.
Daniel Estulín le atribuye una actividad tan secreta y poderosa al Club, que incluso asegura haber recibido amenazas y un intento de asesinato en 1996, debido a la naturaleza de sus investigaciones.
La historia conocida
El Club Bilderberg, según la historia que se conoce, nació en una época en que Europa se estaba recuperando de los efectos de la Segunda Guerra Mundial, gracias a los recursos procedentes de Estados Unidos, que permitieron revivir la capacidad de consumo de la clase media francesa, holandesa, belga, alemana e italiana. El mundo estaba dividido en dos grandes sistemas, opuestos y doctrinarios.
En 1954, el príncipe Bernardo de Holanda invitó a un grupo de personajes –cuya característica en común era el dinero, el poder o la influencia en sus respectivos países, y su marcado anticomunismo– a reunirse para discutir sobre el presente y el futuro de Europa y del mundo, creando "una entidad destinada a fortalecer la unidad atlántica, a frenar el expansionismo soviético y a fomentar la cooperación y el desarrollo económico de los países del área occidental".
El monarca contó con el apoyo de la Banca Rothschild, del magnate Rockefeller y de Henry Kissinger. A partir de entonces, la cita anual nunca ha dejado de realizarse. Todas en ciudades occidentales y, en la última década, unos días antes de la reunión del Grupo de los 8 (G8), los países más desarrollados del mundo.
Según publicó la revista Playboy en febrero de 2004, el sistema de seguridad para proteger al grupo "es tan elitista y poderoso como sus miembros".
Varias revistas europeas aseguran que tiene la sede principal en la ciudad holandesa de Leiden y cuenta con un comité directivo (Steering Committee) de unos 20 miembros permanentes, encargados de cursar las invitaciones a no más de 150 personas, según los temas que se tratarán en la agenda.
A las reuniones no está permitido el acceso de la prensa, de manera que casi nunca aparecen noticias o reportajes sobre ellas, y fotos mucho menos.
En la reunión de 2003, según la crónica de Play boy mencionada arriba, se filtraron algunos temas discutidos y se habló de cierto malestar del grupo por la invasión de Irak, que dividió a Estados Unidos y Europa, contrariando así los propósitos del Club de fortalecer el vínculo transatlántico.
Las únicas referencias públicas de las reuniones son algunos comunicados de prensa que reseñan muy brevemente los temas generales. Los más frecuentes en los últimos años son la energía nuclear y la biotecnología.
Los exclusivos socios
A las reuniones sucesivas nunca han dejado de asistir los secretarios de la OTAN del momento; hasta el año antes de su muerte, Giovanni Agnelli, presidente de la Fiat; el estadounidense Steve Case, de AOL-Time Warner; y una nómina asombrosa.
De hecho, la revista The Economist aseguró en un artículo de hace tres años que los más importantes líderes gubernamentales estuvieron en una reunión del Club Bilderberg antes de llegar a sus cargos, entre ellos Bill Clinton y Tony Blair, o el ex secretario de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer.
En 2003, la cumbre del Club de Bilderberg se realizó en el Hotel Trianon Park de Versalles (Francia), y sólo aparecieron en la prensa francesa unas pocas líneas sobre el encuentro, aunque entre los invitados de ese año estaban los presidentes de France Telecom, Coca-Cola y The Wall Street Journal, el consejero de Relaciones Públicas de Tony Blair, el primer ministro de Dinamarca, funcionarios de la administración de George Bush como Richard Perle y Paul Wolfowitz, y el ex presidente francés Valery Giscard D’Estaing.
La otra historia
La leyenda rodea al Club Bilderberg desde hace muchos años, incluso hay numerosas historias sobre desgracias que han caído sobre los periodistas que se atreven a investigar las reuniones o la naturaleza verdadera de la congregación.
Un sociólogo británico llamado Mikes Piter escribió un artículo en el que asegura que, en 1976, el periodista de Financial Times, Gordon Theter, fue despedido cuando intentó publicar, sin éxito, un artículo demasiado explícito sobre la reunión de ese año.
Muchos periodistas han tejido la otra historia del Club, una atractiva maraña de conspiraciones y planes secretos.
Mateo Balín, periodista de la Agencia de Información Solidaria, un grupo de prensa de orientación izquierdista, dice que los miembros del Club Bilderberg suelen usar una "estrategia que consiste en crear tensiones en naciones cerradas cultural y religiosamente, que conducen a estados de guerra y hostilidades perpetuas que utilizan para justificar medidas de emergencia nacional en los tiempos de paz".
Es decir, que fomentan crisis y contribuyen a solucionarlas, siempre y cuando el final de esos conflictos sea plenamente controlado.
La escritora española Cristina Martín Jiménez, autora del libro "El Club Bilderberg, los amos del mundo", dice en esa obra: "Cuando por vez primera me hablaron del Club Bilderberg sentí escalofríos. Su existencia parecía más ciencia-ficción que realidad. Me propuse el reto de desvelar los secretos de ese poderoso grupo que actúa discretamente para controlar el mundo. Rápidamente contacté con un investigador que lleva años siguiéndoles la pista, cuyo nombre omitiré por su seguridad personal. Éste me dijo: ‘Bilderberg es igual que Gran Hermano, el ojo que todo ve y controla. No actúan por dinero, ya tienen muchísimo; es por poder. El objetivo real es el poder absoluto, convertir a la gente en esclavos’. A continuación me mostró un billete de un dólar americano para explicarme la simbología masónica que contiene. El ojo sobre la pirámide, las 13 ramas, 13 flechas... Debajo de la pirámide hay una frase que dice: Nuevo Orden Mundial. No sólo se intuye la mano de la Masonería, sino la del Iluminismo. Nuestra conversación terminó con su consejo de que no escribiese el libro. ‘Esa gente es muy peligrosa. Te perseguirán a ti y a tu familia. Os lo quitarán todo, os dejarán en la calle. Ningún abogado querrá defenderte. No volverás a trabajar nunca. Llamarán a todas partes y pronunciarán tu nombre para que nadie te contrate. Retirarán el libro de las librerías con una sola llamada. Voces anónimas me han amenazado con secuestrarme, incluso con matarme...’
Me llevé dos días pensando en el alcance y significado de sus palabras. Llegué a la conclusión de que los bilderbergers no iban a perder el tiempo con alguien tan insignificante como yo. Y, por supuesto, no podía permitir que fuese el miedo el que decidiera por mí. Por eso comencé a investigar".
La última reunión
Los temas de la reunión de este año se divulgaron especulativamente, pues, como siempre, la entrada a la prensa estaba prohibida.
Sin embargo, se dice que el tema de Irak se acabó, que la discusión tiene que ver con la alianza entre Fidel Castro y Hugo Chávez, el Tratado de Libre Comercio, China y el comercio textil. Este último mereció una intervención del presidente Jacques Chirac en estos términos: "No podemos aceptar que estos productos invadan nuestros países sin ninguna regulación", según dice una columna de Mateo Balín.
Este periodista considera que se trata de una "visión de la democracia teledirigida, que pone en práctica no sólo el Club Bilderberg, sino el Bohemia Club, la Comisión Trilateral o el Club de Roma, que aparecen como ramificaciones donde el gran poder negocia las políticas globales a la sombra de los debates públicos".
Lo único que se saca en claro de las escasas noticias publicadas sobre la reunión Bilderberg 2005, en la localidad alemana de Rottach-Egern, es que fue extraordinaria.
Para Daniel Estulín, la reunión de este año ratifica que el Club Bilderberg es responsable "del terrorismo promovido por los gobiernos, el actual control de la población a través de la manipulación y el miedo y, lo más espantoso de todo, de los proyectos futuros del Nuevo Orden Mundial".
En su libro, atribuye a los "bilderbergers" maniobras como dar carta blanca a Rusia para bombardear Chechenia y presionar a Margaret Thatcher para retirarla de la política por oponerse al euro.

Elementos que se ven en el libro de Estulín (Esto lo encontré AQUÍ)

A través de lo que se lee en el libro se como que entre sus planes figura establecer:

• Un solo gobierno planetario con un único mercado globalizado, con un solo ejército y una única moneda regulada por un Banco Mundial.

• Una Iglesia universal que canalizará a la gente hacia los deseos del Nuevo Orden Mundial. El resto de religiones serán destruidas.

• Unos servicios internacionales que completarán la destrucción de cualquier identidad nacional a través de su subversión desde el interior. Sólo se permitirá que florezcan los valores universales.

• El control de toda la humanidad a través de medios de manipulación mental. Este plan está descrito en el libro Technotronic Era (Era tecnotrónica) de Zbigniew Brzezinski, miembro del Club. En el Nuevo Orden Mundial no habrá clase media, sólo sirvientes y gobernantes.

• Una sociedad posindustrial de crecimiento cero», que acabará con la industrialización y la producción de energía eléctrica nuclear (excepto para las industrias de los ordenadores y servicios). Las industrias canadienses y estadounidenses que queden serán 43 exportadas a países pobres como Bolivia, Perú, Ecuador, Nicaragua, etc., en los que existe mano de abra barata. Se hará realidad, entonces, uno de los principales objetivos del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte).

• El crecimiento cero es necesario para destruir los vestigios de prosperidad y dividir a la sociedad en propietarios y esclavos. Cuando hay prosperidad, hay progreso, lo cual hace mucho más difícil la represión.

• Cabe incluir en ello la despoblación de las grandes ciudades, según el experimento llevado a cabo en Camboya por Pol Pot. Los planes genocidas de Pot fueron diseñados en Estados Unidos por una de las instituciones hermanas de Bilderberg, el Club de Roma.

• La muerte de cuatro mil millones de personas, a las que Henry Kissinger y David Rockefeller llaman bromeando «estómagos inservibles» por medio de las guerras, el hambre y las enfermedades. Esto sucederá hacia el año 2050. «De los dos mil millones de personas restantes, 500 millones pertenecerán a las razas china y japonesa, que se salvarán gracias a su característica capacidad para obedecer a la autoridad» es lo que afirma John Coleman en su libro Conspirators’ Hierarchy: The Story of the Committee of 300. El doctor Coleman es un funcionario de inteligencia retirado que descubrió un informe encargado por el Comité de los 300 a Cyrus Vanee «sobre cómo llevar a cabo el genocidio». Según la investigación de Coleman, el informe fue titulado «Global 2000 Report», «aprobado por el presidente Cárter, en nombre gobierno de Estados Unidos y refrendado por Edwin Muskie, secretario de Estado». Según este informe, «la población de Estados Unidos se verá reducida a 100 millones hacia el año 2050». 

• Crisis artificiales para mantener a la gente en un perpetuo estado de desequilibrio físico, mental y emocional. Confundirán y desmoralizarán a la población para evitar que decidan S11 propio destino, hasta el extremo de que la gente «tendrá demasiadas posibilidades de elección, lo que dará lugar a una gran apatía a escala masiva».

• Un férreo control sobre la educación con el propósito de destruirla. Una de las razones de la existencia de la UE (y la futura Unión Americana y Asiática) es el control de la educación para 44 «aborregar» a la gente. Aunque nos resulte increíble, estos esfuerzos ya están dando «buenos frutos». La juventud de hoy ignora por completo la historia, las libertades individuales y el significado del mismo concepto de libertad. Para los glo-balizadores es mucho más fácil luchar contra unos oponentes sin principios.

• El control de la política externa e interna de Estados Unidos (cosa ya conseguida a través del Gobierno de Bush), Canadá (controlada por Inglaterra) y Europa (a través de la Unión Europea).

• Una ONU más poderosa que se convierta finalmente en un Gobierno Mundial. Una de las medidas que conducirán a ello es la creación del impuesto directo sobre el «ciudadano mundial».

• La expansión del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del N arte) por todo el hemisferio occidental como preludio de la creación de una Unión Americana similar a la Unión Europea.

• Una Corte Internacional de Justicia con un solo sistema legal.

• Un estado del bienestar socialista donde se recompensará a los esclavos obedientes y se exterminará a los inconformistas.

En fin, es un libro que hay que leer con la mente fría y dispuestos a conocer elementos de la sociedad de los últimos 50 años que están ocultos a simple vista. Cuando termine trataré de compartir con mis lectores algo más que esta compilación.

Aquí pueden escuchar las palabras del autor acerca del libro:

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El Paseo del Prado, marcando los pasos de una ciudad

El Paseo del Prado, marcando los pasos de una ciudad

Quería compartir con mi lectores esta pequeña crónica y el video sobre una de las calles más lindas que tiene mi ciudad. Quién de ustedes no ha sentido placer al caminar por las calles de su ciudad? Pues a mi me pasó eso y sencillamente escribí esta crónica.

Los visitantes lo encuentran hermoso. Los cienfuegueros lo hayan elegante. Los estudiosos lo creen singular. Pero la realidad es que el Paseo del Prado de la ciudad de Cienfuegos es único.

Con sus casi dos kilómetros de largo, es la arteria principal que le da forma a una ciudad, a pesar de que su trazado inicial allá por 1819 no lo tuviera en cuenta. Pero el desarrollo urbanístico de esta ciudad, cosmopolita y ecléctica, lo hizo necesario y ya hoy nadie imagina a la ciudad de Cienfuegos sin su Prado.

Por allí desandan sus caminos miles de cienfuegueros cada día, y centenares de visitantes foráneos que vienen a conocer la ciudad más linda de Cuba. A sus lados, como guardias anejos, se ubican edificios identitarios de la urbe como la Casa de los Leones y el antiguo Liceo.

Uno de sus personajes más visitados es el Bárbaro del Ritmo, que mantiene su paso eterno en una de sus intersecciones, como tributo obligado a aquel que le cantó a las bellezas de esta ciudad y sus gentes.

Hoy, para los cienfuegueros nos parece habitual caminar por el Prado, sin darnos cuentas quizás de que nuestros pasos discurren por el paseo más largo de la Isla y uno de los más hermosos, que distingue a nuestra ciudad con su elegancia y con la vista que se pierde a lo lejos, esa que seguro vio el Benny cuando le cantó a la ciudad.

Acusan a Julian Assange, fundador de Wikileaks

Acusan a Julian Assange, fundador de Wikileaks

Al parecer Wikileaks, el sitio en internet especializado en la publicación de filtraciones, tiene una base segura de operaciones en Internet en Suecia, debido a sus legislaciones referentes a la web y la conectividad, pero no parece que sea igual para el fundador de la organización, el australiano Julian Assange, pues ya no solo los Estados Unidos lo quiere fuera del juego, sino también la justicia sueca, esa misma que le permite tener su conflictivo portal alojado allí.

Según varios despachos de prensa la Fiscalía sueca confirmó este sábado que Assange está siendo requerido por la Justicia de ese país por dos acusaciones diferentes, una por sospechas de acoso sexual y otra por sospechas de violación. La orden de arresto en contra de Assange fue emitida desde el viernes por la noche.

La directora de comunicaciones de la Fiscalía sueca, Karin Rosander, también le dijo que la policía había intentado ponerse en contacto con el sospechoso, pero que hasta el momento no había tenido éxito. A través de la cuenta de Twitter @Wikileaks, Assange desestimó las acusaciones y dijo "Los cargos no tienen base y su presentación en estos momentos es sumamente preocupante", se lee en el "tweet" (mensaje).

El anuncio se produce apenas tres días después de que los servidores de Wikileaks pasaran a estar bajo la custodia del Partido Pirata de Suecia, una medida que busca garantizar inmunidad para la polémica organización.

Si el Partido Pirata Sueco consiguiera obtener un escaño en las elecciones parlamentarias de Suecia, programadas para el 19 de septiembre, los servidores de Wikileaks disfrutarí­an de inmunidad parlamentaria.

"Nos habían advertido que esperáramos trucos sucios. Ahora ya tenemos el primero", fue otro de los comentarios de Wikileaks a través de su cuenta en Twitter.

Wikileaks, fundada en el 2007, se autodefine como "un servicio público diseñado para proteger a denunciantes, periodistas y activistas que cuentan con información sensible que quieren comunicar al público".

En julio pasado, la organización se hizo mundialmente famosa luego de publicar miles de documentos secretos relacionados con la guerra de Afganistán. La polémica también generó un mayor nivel de interés sobre la figura de Assange, un misterioso ciudadano australiano que se muda frecuentemente de país.

El gobierno de los Estados Unidos en varias ocasiones ha manifestado su disposición a “jugar rudo” con Assange para que no siga filtrando información secreta en su portal y al parecer ahora están moviendo hilo invisibles hasta Suecia para condenarlo, incluso aunque sea por una acusación como esta. Julian Assange, también podrí­a ser acusado de espionaje en EE.UU.

Twitter, el pajarito azul, se mudó a Latinoamérica

Twitter, el pajarito azul, se mudó a Latinoamérica

Parece que Twitter está ganando más usuarios americanos que de cualquier parte del mundo y que el idioma español es protagonista cuando de microblogging se habla, pues es la región donde mayor auge alcanza esa red que se identifica con ese pajarito azul que todavía no se a qué especie pertenece, pero que ha llegado a todo el mundo.

Latinoamérica es donde más se multiplicó la cantidad de usuarios con un aumento del tráfico de 305%, seguida por Asia Pacífico, donde aumentó 243%. En junio pasado 93 millones de personas utilizaron la red social en todo el mundo. Esto supone un aumento del 109% respecto al año anterior.

Esas cifras sólo tienen en cuenta las visitas a la página de Twitter y no el acceso desde plataformas remotas, como las aplicaciones para celular, los indicadores de aumento son particularmente interesantes.

Latinoamerica, donde hay 15,4 millones de twitteros, y la región de Asia-Pacífico, con 25,1, son las zonas donde más ha crecido el uso del sistema de microblogging. En Estados Unidos, donde la red social está consolidada desde hace tiempo, el crecimiento está más estancado: 22% en un año.

En proporción a la cantidad de internautas, Indonesia es el país donde más usuarios se meten en Twitter: el 20,8%, seguida de cerca por Brasil con el 20,5% y Venezuela con el 19%.

Esto puede deberse al furor que ha generado la cuenta en Twitter del presidente, Hugo Chávez, que ya tiene más de 720.000 seguidores, cifra que se engrosa con unos 2.000 nuevos fans por día. Una cifra similar de nuevos usuarios diarios se registra en Argentina.

América Latina la red social que toma como símbolo ese pajarito azul se ha vuelto muy popular, porque permite que la gente utilice a esta red social como un mecanismo de presión para llamar la atención sobre ciertos temas y organizarse en torno a algunas causas.

El crecimiento de Twitter en la región se explica también por el hecho de que hace unos meses el español se convirtió en uno de los idiomas oficiales de la red social. A partir de que el sitio se tradujo con el trabajo de voluntarios, su crecimiento se elevó exponencialmente.

Venezuela es el tercer país más twittero del mundo y queda detrás de Indonesia y Brasil en el ranking mundial de los que optan por el microblogging.

El boom del Twitter ha llegado a tal extremo que ya los políticos lo usan en sus campañas, los activistas sociales lo usan en sus convocatorias y manifestaciones y los grandes medios de prensa lo usan para promocionar sus titulares. Ahora parece que los 140 caracteres si alcanzan para contar la historia del mundo.

USA: tienen tantos dólares que no saben qué hacer con ellos

USA: tienen tantos dólares que no saben qué hacer con ellos

Una noticia de la BBC que leía hace poco reseñaba que el gobierno de Estados Unidos tiene amontonados 1 100 millones de dólares en monedas de un dólar en bóvedas secretas en todo el país y no saben qué hacer con ellas pues nadie las quiere y los americanos siguen prefiriendo el dólar de papel. Si se pudieran apilar todas estas monedas, se cubriría una distancia siete veces mayor a la que hay entre la Tierra y la Estación Espacial Internacional.

La otra cosa es que al gobierno estadounidense se le están agotando los lugares de almacenamiento y, sin embargo, las sigue produciendo. Lo que es peor: desde que el programa de acuñación comenzó, el gobierno estadounidense ha gastado 30 millones sólo en promover las monedas, pero sin mucho éxito.

La explicación está en una ley, aprobada en 2007, que autorizaba una nueva serie de monedas de un dólar para conmemorar a presidentes desaparecidos. Así, ya estampados en millones de piezas de ocho gramos de una aleación de bronce y manganeso, se encuentran los rostros de mandatarios que ya nadie recuerda, como Franklin Pierce, e ineficientes ejecutivos como James Buchanan, cuya incompetencia, afirman los historiadores, condujo al país a la guerra civil.

El Congreso aprobó la ley a pesar de las evidencias de que a los estadounidenses jamás les han gustado las monedas de un dólar y prefieren el papel.

¿Si nadie quiere esas monedas dentro de su territorio, porque no las cogen para pagar sus deudas o como Ayuda al Desarrollo?

En las transacciones comerciales en que se ve envuelta la moneda de marras se da una situación "peliaguda", según lo identificado por la Casa de la Moneda. El comprador teme que el cajero no la acepte y los cajeros tienen miedo de que el comprador no la reciba en su vuelto.

También se ha identificado un círculo vicioso: los minoristas no mantienen estas monedas porque no ven que los consumidores estén dispuestos a utilizarla, mientras que los consumidores no utilizan las monedas porque los comerciantes no las mantienen.

Y el círculo vicioso se agranda porque los transportistas de dinero y los bancos no están dispuestos a lidiar con las monedas hasta que su uso no se haya generalizado. Para los bancos, las monedas de un dólar son asunto de coleccionistas, pero hasta los coleccionistas reclaman cuando las reciben.

La ley promulgada requiere que la Casa de Moneda emita cuatro nuevas caras presidenciales al año, incluso cuando se sabe que la mayor parte de las monedas del año anterior se encuentran almacenadas.

La Reserva Federal, el banco central de Estados Unidos, le ha advertido al congreso respecto al costo creciente del almacenamiento. Sólo otra ley del Congreso podría detener el almacenamiento de monedas, ya sea deteniendo su producción o eliminando los billetes de un dólar. Todo esto se ve muy lejano, dado el ambiente radicalizado que se vive en esa instancia legislativa.

Una moneda puede durar cuatro décadas, mientras que un billete sólo dura unos cuantos años, el reemplazo del billete de un dólar por una moneda podría ahorrarle a Estados Unidos 500 millones a 700 millones por año.

Ahora viene la parte macabra del asunto: porqué no toman esas monedas para pagar servicios sociales o para entregárselas a varios millones de pobres que viven en su territorio. En fin, si los comerciantes no las quieren, los bancos no las quieren y los asalariados no las quieren entonces que se las den a los que si las gastarán en alimentos o medicinas, como el pueblo haitiano, que todavía espera la ayuda prometida por los Estados Unidos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El Pentágono quiere de vuelta los documentos publicados por WikiLeaks

El Pentágono quiere de vuelta los documentos publicados por WikiLeaks

El Pentágono exigió bajo amenazas a WikiLeaks y a su administrador australiano Julian Assange devolver los 15 000 documentos militares que aún no han sido publicados por el medio noticioso de Internet. El Departamento de Defensa enfatizó que el portal digital debía borrar todos los registros remanentes de los archivos antes secretos.

Parece que ya no quieren que el mundo siga leyendo los trapos sucios de las guerras de Irak y Afganistán publicados por Wikileaks.

El vocero institucional Geoff Morrell informó que “si para WikiLeaks es difícil hacer lo correcto, nosotros tenemos alternativas para convencerlos sobre ese punto. Los archivos pertenecen al gobierno estadounidense y a nadie más”.

Los expedientes difundidos el mes pasado por WikiLeaks están divididos en 100 categorías y abarcan diferentes materias desde la persecución de Osama Bin Laden hasta las bajas civiles por la ocupación de Afganistán y su publicación representa uno de los golpes más duros para el prestigio y la seguridad de los militares y servicios de inteligencia de Estados Unidos.

Pero ese portal de información confidencial filtrada no se quedó callado y publicó un archivo titulado "Seguro’’, lo que suscitó conjeturas de que sus organizadores podrían estar preparados para divulgar más información secreta si las autoridades norteamericanas interfieren con ellos.

Con una capacidad de 1.4 GB, el archivo es 20 veces más grande que la suma de 77.000 documentos militares secretos estadounidenses sobre Afganistán que WikiLeaks publicó el mes pasado, y los criptógrafos dicen que es virtualmente imposible de penetrar, a menos que WikiLeaks revele el código.

Eso no ha acallado las especulaciones de periodistas y blogueros. Algunos anticipan que podrían ser los 15.000 informes de inteligencia que WikiLeaks dijo haber retenido para examinar. Otros, teniendo en cuenta su enorme tamaño, creen que podría ser la recopilación de los 260.000 cables diplomáticos secretos a los que supuestamente tuvo acceso el analista de inteligencia del ejército Bradley Manning.

El vocero del Departamento de Estado norteamericano P.J. Crowley admitió que el gobierno sospecha que WikiLeaks posee al menos parte de su tráfico de mensajes. La organización no dice nada, al menos en público. "No discutimos procedimientos de seguridad’’, dijo WikiLeaks en un correo electrónico en respuesta a preguntas sobre el nuevo archivo.

El editor Julian Assange fue un poco menos lacónico, pero no menos enigmático en su respuesta a un entrevistador de la red estadounidense independiente Democracy Now! este mes.

"Creo que es mejor que no comentemos eso’’, dijo Assange, según la transcripción que hizo la red de la entrevista. "Pero, usted sabe, uno puede imaginarse en una situación similar que sería mejor garantizar que partes importantes de la historia no desaparezcan’’.

Los criptógrafos dicen que el archivo se abrió probablemente utilizando un código de 256 bits, conocido como AES256, que el gobierno estadounidense y otros utilizan para asegurar algunos de sus datos más delicados.

En fin, los americanos ahora quieres que le devuelvan sus documentos secretos, para que duerman los 20 o 30 años que dice la legislación norteña antes de sacar a la luz pública sus informaciones sensibles.

Se militariza la frontera Colombia-Venezuela: dos países hermanos en conflicto

Se militariza la frontera Colombia-Venezuela: dos países hermanos en conflicto

A raíz del reciente conflicto diplomático entre esas dos naciones latinoamericanas las tensiones en la frontera común han llegado al extremo de relocalizar más tropas y medios en ambos lados de la línea divisoria.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, informó el jueves que su Gobierno está implementando diferentes medidas para mantener más presencia en la frontera que comparte con Colombia, y de esa manera enfrentar el desbordamiento del conflicto armado del país vecino, en un momento en el que no existen relaciones entre ambas naciones.

El mandatario bolivariano dijo que se están haciendo esfuerzos para "tener más presencia a lo largo y ancho de esa inmensa zona fronteriza" luego de las acusaciones del Gobierno de Bogotá sobre la supuesta existencia de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en Venezuela.

Además Chávez ordenó "crear un distrito militar en esa zona, y no menos de diez distritos militares a lo largo de la frontera".

Del otro lados de la línea las cosas marchan parecido, pues Colombia pondrá en funcionamiento el sábado una base militar aérea, que entre sus tareas tendrá la de vigilar el espacio aéreo en la frontera con Venezuela y combatir a las guerrillas de las FARC y el ELN en esa zona, según anunció este viernes la Fuerza Aérea (FAC).

Esta unidad tendrá responsabilidad sobre los departamentos de Arauca (fronterizo con Venezuela) y Casanare, con un total de 69 mil km2 y contará con aeronaves de transporte, inteligencia y combate de ala fija y ala rotatoria", puntualizó el comunicado.

De esta forma las negociaciones de UNASUR y los reclamos en la ONU son ineficaces, al igual que las mediaciones de Ecuador, Bolivia y Brasil, y se hacen más complejos los conflictos fronterizos de ambos países, que son alentados por el Gobierno de los Estados Unidos, siempre dispuesto a intervenir militarmente en la zona.

Hasta el momento los norteamericanos cuentan con 7 bases militares en territorio colombiano, con el pretexto de combatir el narcotráfico (EE.UU. es el principal consumidor de estupefacientes del mundo) y apoyar a Colombia en la lucha contra los guerrilleros. Todos estos enfrentamientos han provocados éxodos masivos de colombianos hacia naciones vecinas, principalmente Venezuela Brasil y Ecuador.

En tanto las dos naciones militarizan sus fronteras, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), otra de las fuerzas militares con gran poderío en la zona, propuso al presidente electo Juan Manuel Santos entablar un dialogo para buscar una salida política al conflicto armado interno.

“Lo que estamos planteando hoy, una vez más, es que conversemos. Seguimos empeñados en buscar salidas políticas. Aspiramos a que el gobierno que entra reflexione, que no engañe más al país, dijo Guillermo Sáenz –conocido como Alfonso Cano–, el máximo líder de la insurgencia, en el video fechado en julio de 2010 en las montañas de Colombia.

“Hay que hablar. Hablemos de la indignidad que representa tener en Colombia siete bases con tropas militares de Estados Unidos. Ese punto hay que tocarlo”, advirtió Cano en la grabación.

Precisamente uno de los elementos que han llevado al actual conflicto son las acusaciones del Gobierno de Colombia de que Venezuela ha permitido la presencia de tropas de esta última fuerza militar en su territorio, pero hasta el momento en las negociaciones para solucionar el problema colombo-venezolano ellos son los únicos que han puesto sobre el tapete el tema de las bases militares norteamericanos en suelo colombiano (que están allí sin que nadie los haya llamado…)

El valor de los números en nuestra vida

El valor de los números en nuestra vida

Somos una sociedad de números. Desde pequeños acostumbramos a cuantificarlo todo en vez de cualificarlo; siempre hablamos de las cantidades de las cosas y no de las cualidades de estas. ¿Cuántos años tienes? ¿Cuántos puntos cogiste en las pruebas? ¿Cuántos juguetes tienes?

A veces olvidamos preguntar cualidades de las personas que las definen mejor que los números. Preguntas como ¿Es una buena persona? ¿Es un buen estudiante? y otras por el estilo a veces nos suenan a discurso cursi.

Cuando ya somos un poco mayores la dependencia de los números es mayor: tenemos que convivir con números de cuentas, PIN de celulares, códigos de activación, números de teléfonos y cientos de cifras que a veces nos abruman.

Y si nos miramos hacia adentro chocamos con más cifras: nos sostenemos por una armazón de 206 huesos, tenemos 5 millones de genes, 5 litros de sangre, varios miles de metros de venas, arterias y capilares y 32 dientes. En fin, estamos formados por números, más o menos bien organizados, pero que a veces pasar a regir nuestras vidas en vez de ayudarnos a transitar por sus caminos.

Hace varios milenios, cuando las matemáticas o aritméticas no estaban tan desarrolladas como ahora era sencillo vivir, no había que lidiar con tantos números; tenías un limitado números de amigos, una cierta cantidad de animales a tu cuidado y el número de estrellas en el cielo era (y sigue siéndolo) inimaginable.

Pero el ser humano con su desarrollo social comenzó a contar y plasmar cantidades más grandes por la necesidad de adaptarse al medio ambiente, proteger sus bienes y distinguir los ciclos de la naturaleza y las etapas de siembras.

Todo siguió su ritmo lento, pausado, hasta que llegaron los egipcios, con su sistema decimal, pues estaban adaptados a contar con todos los dedos de las manos. Por otro lado estaban los sumerios y babilonios quienes incorporaron también el sistema sexagesimal: los símbolos de base valen 1, 10, 60, luego 600, 3600, 36000 y así sucesivamente. Este sistema se ha perpetuado hasta nosotros, mediante la astronomía, para las medidas sexagesimales de tiempos y llegaron aún más lejos, a la partición del círculo en 360º. En el otro lado del mundo estaban mayas, aztecas y celtas con sus sistemas de 20, pues contaban con los dedos de las manos y los pies. Todo esto fue un enredo enorme hasta que los romanos impusieron el sistema decimal y llevaron a casi todo el mundo conocido en su época esa forma de dividir los números en subgrupos de 10.

El sistema de símbolos numéricos que actualmente conocemos fue desarrollado por los hindúes, quienes llevaron las cosas un poco más lejos con la invención del cero allá por el año 500, quienes lo denominaban “zunya” cuyo significado es “vacío”. Traducido al árabe esto dio “sifr”, que traducido al latín algunos siglos más tarde dio “zefiro”. Se olvidó el “fi” y se obtuvo “zéro” en francés y “cero” en español. Este “sifr” finalmente designó la colección entera de los símbolos que permiten escribir los números, las cifras: 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9.

Pero ahora esos números que surgieron y se desarrollaron para ayudarnos en nuestro andar como seres inteligentes nos han hecho la vida más compleja, donde la memoria nos juega pasadas a la hora de recodar números y cifras complicadas. ¡Y ahora sí que no alcanzan los dedos de los pies y las manos, como a los mayas, aztecas y celtas!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres