Blogia
Letra Nueva

Copa del Rey: la gana el Real Madrid y la destruye Sergio Ramos

Copa del Rey: la gana el Real Madrid y la destruye Sergio Ramos

No soy una persona tan fanática al fútbol como otros, pero indiscutiblemente la final de la Copa del Rey era un espectáculo como una final mundial u olímpica. Seguí el juego por la web y luego leí con avidez las crónicas sobre el juego, antes de ver la retransmisión en la noche de ese mismo día y solo el jueves me enteré de los sucesos trágicos de la susodicha copa, que quedó destruida bajo el ómnibus del equipo ganador.

En todo el mundo este fue uno de los sucesos más visto a nivel mundial. En España la emisión de la final de la Copa del Rey entre el Barça y el Real Madrid se convirtió en el choque entre ambos equipos más visto de la historia y en la final de la Copa del Rey con más audiencia. El encuentro se emitió en La 1 y TV3 y sumando las audiencias de las dos cadenas el partido tuvo 12.849.000 espectadores (67,7% de cuota de pantalla). En la prórroga la audiencia subió hasta 14.172.000 y un 73% de cuota entre La 1 y TV3. Casi 11,5 millones de espectadores (60,4%) lo vieron en TVE, que registró el minuto de oro al final del partido, con 13.437.000 (70,4%).

Este partido tuvo 1.726.000 espectadores más que el último clásico que jugaron el Real Madrid y el Barcelona, el sábado pasado en la Liga, que registró 11.123.000 y un 62% en la suma de las cinco cadenas en las que se emitió. En La Sexta tuvo una audiencia de 8,8 millones de espectadores y un 49,1% de cuota de pantalla, lo que le convirtió en la emisión más vista de la historia de la cadena de Mediapro. Además, era hasta ayer el segundo partido más visto (ahora el tercero) de los disputados entre ambos equipos, solo superado por un encuentro de Copa en 1997 que emitió en Antena 3 y congregó a 11,7 millones de espectadores, el 61,3%. Ahora pasa a ocupar el segundo lugar del ránking.

Estos datos por supuesto no dicen nada de los espectadores en el resto del mundo, pero de seguro fue seguida por muchos millones, pues estos clásicos españoles son de los mejor del fútbol mundial.

Pero lo que más me llamó la atención de este partido es el final trágico que sufrió al Copa, luego de tan peleado partido: terminó debajo del mismo autobús del equipo ganador.

El suceso tragicómico sucedió en Madrid en medio de las celebraciones merengues por la obtención de la Copa del Rey tras el emocionante triunfo por 1-0 sobre el Barcelona en Valencia.

Resulta que cuando el bus con los jugadores llegó a la Plaza Cibeles de la capital española, donde miles de hinchas aguardaban la llegada de ellos para celebrar, Sergio Ramos, defensor madrilista, se mandó el numerito del año.

El zaguero sacó el trofeo recién ganado a sus archirrivales con tanta mala suerte que lo dejó caer de sus manos. Ya en el suelo, la copa fue aplastada por el mismo bus, haciéndose pedazos, según informó Marca.

Aún no se sabe si fue la gran emoción o la lluvia lo que hizo que Ramos dejara caer el trofeo de 15 kilos, lo claro es que tanto el triunfo como la Copa del Rey pasaron a la historia.

Otros medios de prensa publicaron que poco después Sergio Ramos tomó con mucho humor lo ocurrido y en su cuenta de twitter, el popular jugador madrilista publicó el siguiente mensaje: “Buenos días a todos amig@s...!!! Lo de la copa fue un malentendido, no se cayó...saltó ella cuando llego a Cibeles y vio tantos madridistas...”.

El conjunto albo consiguió la Copa del Rey luego de 18 años y la celebración de los hinchas fue doble, pues derrotaron al Barcelona, considerado en estos momentos como el mejor equipo del mundo.

Según diversos portales deportivos, la Copa del Rey tardó tres meses en fabricarse, obra del joyero Federico Alegre. El trofeo tiene un costo de más de 10 mil euros. Con la destrucción, la copa podría quedar como una obra de arte abstracta. Mientras, en las vitrinas del Real Madrid, descansa una réplica, preparada especialmente para hurtos o accidentes, tal como le pasó a Sergio Ramos.

Cuando la copa cayó al suelo y el autobús que llevaba a los futbolistas le pasó por encima para convertirlo en un amasijo de plata, hubo una persona que sufrió más que nadie: el joyero madrileño que se encargó de fabricar el galardón.

Luego del incidente el joyero dijo que fue al despacho de Agustín Herrerín, delegado del equipo, y que allí realizaron un balance de los desperfectos y decidieron los pasos a seguir. "Ahora trataré de recuperar la copa dañada, aunque tiene el pedestal destrozado. Y esas abolladuras...", aseguró Alegre.

Pero mientras se realizan los trabajos de reparación, los fanáticos de la Casa Blanca española pueden estar tranquilos: "La Federación Española siempre tiene todo bien atado. Siempre hay un ’plan B’. Hay una réplica que viaja conmigo a las finales medio escondida, y ya se la entregué a la gente del Real Madrid al encontrarnos en el estadio", añadió el joyero, cuya familia elabora el trofeo todos los años desde 1940.

A pesar de la insólita caída y los daños que sufrió el galardón original, los jugadores del Real Madrid ya tienen entre sus manos la segunda versión de la Copa del Rey. La de anoche fue la primera vez en que tuvo que activarse el denominado "plan B".

Como dije antes, no soy fanático, pero lamento mucho el suceso ocurrido al Real Madrid, que es uno de los equipos profesionales con más seguidores en el mundo, que siempre ha tenido una gran controversia con el Barcelona. Aquí les dejo el video.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres