Blogia
Letra Nueva

¿Revolución de Octubre… en Noviembre?

¿Revolución de Octubre… en Noviembre?

Muchas personas en el mundo han escuchado hablar acerca de la Revolución Rusa como la “Revolución de Octubre”, pero en realidad este hecho histórico que marca  la fundación del primer estado socialista sucedió el 7 de noviembre de 1917.

Lo que sucedió es que los rusos son tan cabezones (en todos los sentidos) que en esa época todavía se guiaban por el Calendario Juliano,  vigente en la Rusia zarista, después abolido por la Revolución  y ese día para ellos era el 25 de octubre. En el resto del mundo, bajo el Calendario Gregoriano, las fechas serían del mes de noviembre.

Esta revolución tuvo sus puntos de enfrentamiento más álgidos en San Petersburgo. El 25 de octubre de 1917 el líder bolchevique, Vladimir Lenin, dirigió el alzamiento en San Petersburgo, la entonces capital de Rusia, contra el gobierno provisional de Aleksandr Kérensky.

El asalto, dirigido por Lenin, fue lanzado a las 9:45 de la noche tras un disparo de salva desde el crucero Aurora. El Palacio de Invierno estaba protegido por los cosacos, el Batallón de Mujeres y varias cuadrillas de cadetes. El palacio fue tomado hacia las dos de la madrugada; el 7 de noviembre sería establecido oficialmente como fecha de la Revolución.

La Revolución de Octubre, o el Octubre Rojo, como también se le conoce, fue uno de los más formidables acontecimientos de la historia, amasado en esperanza, coraje, ira, generosidad, fuerza de pueblo y puesta masiva de la vida en la determinación de transformar las relaciones entre los seres humanos.

En el país más extenso del planeta, habitado por muchedumbres que ya no podían soportar más la opresión ejercida por el “soberano” padrecito zar, la doble explotación de su trabajo en las tierras y las fábricas y la carnicería en que los poderes imperialistas habían convertido Europa buscando un nuevo reparto colonial.

Lo rusos rojas de entonces se fundieron en un solo nudo contra la burguesía, la revolución campesina se lanzó contra los terratenientes, la revuelta de los soldados se alzó contra la guerra.

El periodista y escritor norteamericano John Reed, que por esa época se encontraba en Rusia, definió esas jornadas con una frase magistral, que además da nombre a su libro más conocido: “Diez días que estremecieron el mundo”. El hecho histórico signó con fuego el siglo XX y partió en dos la geografía, el acontecer histórico y la concepción de la sociedad y de la vida.

El Gran Octubre Rojo puso a temblar al capital, probó que puede ser vencido, le arrancó para los explotados concesiones de temor, creó desde el atraso feudal un poderosísimo país y nos dejó el sabor de la esperanza a todos quienes tenemos hambre y sed de justicia.

Definitivamente, a pesar de sus experiencias y de su fecha errónea la Revolución de Octubre (Noviembre) su legado para la historia universal no es posible de soslayar. A fin de cuentas, las revoluciones no son derrotables porque el tiempo no es reversible.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Angel Collado Ruiz -

Días gloriosos donde todos cooperaban para tratar de derribar al zarismo. incluso los alemanes facilitaron con dinero y resursos el paso de Lenin hacia san Petersburgo.
Hoy todo es historia , incluso el grave daño que le hicieron al socialismo mundial al decantarse en viejas y obsoletas dictaduras.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres