Blogia
Letra Nueva

9 de octumbre de 1967, muerte de un hombre y se engrandece un mito

9 de octumbre de 1967, muerte de un hombre y se engrandece un mito

Aunque en toda Cuba se toma la fecha del 8 de octubre de 1967 como la "caída en combate" del Che, en realidad esa fecha fue solo eso, pues realmente el guerrillero argentino-cubano murió asesinado por la tropas bolivianas un día después, luego de permanecer varias horas bajo torturas y vejaciones de los soldados entrenados por la CIA.
La figura del Che era conocida y respetada desde hacía casi una década en Lationamérica. su participación destacada en la Revolución Cuba y más tarde en múltiples reuniones de alto nivel en organismos internacionales le valió un reconocimiento publico. Luego sus estadías en el Congo y en Bolivia al frente de fuerzas guerrilleras le ganaron el odio de la CIA y el gobierno americano.
Ese 8 de octumbre de 1967, como dicen los libros de Historia de Cuba, cae herido y es apresado el Che, en la Quebrada del Yuro, cerca del pueblo La Higuera, en Bolivia, pero no murió ese día. El Che había sufrido una herida de bala en la parte posterior de la pierna derecha, entre la rodilla y el tobillo. Cuando es apresado, este dice a uno de sus captores: "Yo soy el Che Guevara, valgo más vivo que muerto".
De inmediato se cursa una comunicación a Vallegrande: Papá está cansado (Che Guevara apresado y herido).
El mismo día, ocho de Octubre de 1967, en una zona no muy lejana del lugar, en Vallegrande, se encontraba la jefatura de la Octava División del ejército boliviano bajo las órdenes del Coronel Joaquín Zenteno Anaya. En el mismo lugar se encontraba, instalando equipos de radio en los aviones bolivianos, el Capitán Félix Ramos Medina, cuyo verdadero nombre es Félix Rodríguez Mendigutía. Este es un cubano americano, veterano de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), experto en contra insurgencia, que se encontraba asesorando al ejército boliviano cumpliendo petición de La Paz a Washington.
En la mañana del nueve de Octubre, un helicóptero piloteado por el mayor Jaime Niño de Guzmán, llevando como pasajeros al coronel Joaquín Zenteno Anaya y al capitán Félix Ramos Medina, despegó de Vallegrande rumbo a La Higuera. Media hora después, 7:30 AM, el helicóptero llega a su destino. Todavía se escuchaban en la lejanía los sonidos de fusiles y morteros. El teniente coronel Andrés Zelich, después de minucioso registro del cuerpo y pertenencias del prisionero y otros combatientes muertos, había capturado buena cantidad de documentos.
El Che se encontraba prisionero en una pequeña escuela del lugar. En el mismo lugar estaban los cuerpos sin vida de otros guerrilleros caídos en combate: Antonio, cubano, cuyo verdadero nombre era Orlando Pantoja; Arturo, cubano, nombre verdadero René Martínez Tamayo. En otra habitación se encontraba herido el guerrillero boliviano Willy, nombre verdadero Simón Cuba Saravia.   
En un extremo de la habitación de la escuelita de La Higuera estaba el Che Guevara. Estaba muy delgado, cabellera larga y sin brillo y en general un aspecto físico muy deteriorado. Sus ropas estaban sucias y harapientas, sus pies estaban envueltos en pedazos de trapos sucios y cueros, amarrados con cordeles, al carecer de botas o zapatos. Estaba atado de pies y manos. Estas últimas amarradas en la espalda. El coronel Zenteno intentó varias veces de hablar con el Che. Pero, este no respondió a sus preguntas. Ante la inutilidad del esfuerzo, Zenteno y Ramos abandonaron el lugar.
Al poco rato se recibió una comunicación desde Vallegrande que decía simplememte "500 y 600" (500 significaba Che y 600 órden de muerte) Estas órdenes venía de la jefatura boliviana, pero la CIA tenía órdenes de manternerlo vivo, según el oficial Félix Rodríguez Mendigutía, que era el operativo de la agencia en la zona. Desde la noche anterior entre La Paz y el Departamento de Estado en Washintong había intercambiado mensajes sobre la pertinencia de mantenerlo vivo y comprobar mediante huellas dactilares si realmente era el Che, pero al final primó la decisión boliviana de asesinarlo.
Pasada la una de la tarde de ese 9 de octubre el cabo boliviano Terán, de baja esatura, no mediría más de 1,60, chato, 65 kilos, entró al cuartito de la escuela donde estaba El Che, traía un M2 en las manos que le había prestado un suboficial Pérez. En el cuarto de al lado Huanca acribillaba al Chino y a Simón.
El Che estaba sentado en un banco, con las muñecas atadas, la espalda a la pared. No sólo Terán sino el suboficial Carlos Pérez entra al cuarto y hace un disparo contra el cuerpo; no será el único, el soldado cabero para vengar lamuerte de su amigo Manuel Morales, también dispara contra El Che.
"Los diferentes testimoniantes parecen estar de acuerdo en la hora de la muerte de Ernesto Che Guevara hacia la 1.10 de la tarde del domingo 9 de octubre de 1967..."
Félix Rodríguez se quedó atrás cuando el cadáver del Che se trasladó en avión al hospital de Vallegrande, donde Gustavo Villoldo, el único asesor estadounidense en el sitio, y algunos altos funcionarios militares decidían el próximo paso.
Disponer del cadáver y evitar que Cuba lo recuperara, se convirtió en el problema de Villoldo. Los funcionarios bolivianos divisaron un plan para enterrarlo secretamente en una pista aérea en construcción. Equipado con un camión y una excavadora, cubierta por una lona, Villoldo salió acompañado de tres bolivianos.
Poco después de las 2 a.m. del 11 de octubre de 1967, el Che, de 39 años, y dos de sus compañeros rebeldes fueron sacados de la morgue y colocados en la parte trasera del camión donde los cubrieron con una lona y luego se dirigieron al aeropuerto. Los tres fueron lanzados en el hueco ya abierto. La excavadora cubrió sus cuerpos. Villoldo anotó las coordenadas.
Existen documentos anteriormente secretos y ahora revelados por la CIA, además de biografías del Che, que confirman que Villoldo estuvo allegado al caso. Habló por primera vez de su papel en el entierro en 1997, pero no mencionó entonces los mechones de cabello, algo descoloridos por el sol, que ha tenido guardados en un pedazo de papel amarillo. Tampoco habló de eso en su libro autopublicado en 1999 Che Guevara: The End of a Myth (El Final de un Mito). Aparte de la muestra de pelo, tiene un álbum de la misión, con fotos, el mapa que se utilizó para buscar al Che y sus guerrillas, las órdenes de su misión y las últimas huellas digitales de Guevara.
Estos son algunos detalles que pude encontrar y revisar acerca de la muerte del Che (1, 2, 3), porque son muchas las historias que se tejen alrededor de su asesinato, que van desde incineración del cuerpo hasta entierros en diferentes lugares y otras historias ocultas de la CIA y el Ejército Boliviano, pero lo cierto es que el Che a partir de su muerte se convirtió en un mártir y símbolo de las causas revolucionarias en gran parte del mundo, no importa si murió el 8 o el 9 de octumbre, creo que lo más importante es cómo vivió.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Estrabón -

Que porquería de distorsión -la mayoría de los vídeos incluso tienen como protagonistas a seres que por su lenguaje se ve que son "gorilas pagados"- de la historia de un luchador por la vida, por la independencia real, es decir la política, económica, social y cultural; pues la territorial que nos dio el Libertador y creo la República de Venezuela (antes Capitanía, y ahora Bolivariana, gracias al último comandante del Siglo XXI por la libertad, Hugo Chávez) fue secuestrada por el proteccionismo norteamericano de la Doctrina Monroe (S. XIX-XX), que generó el Imperio asesino del "Sueño Americano" para nuestros pueblos. Ya que acaba de morir el comandante bolivariano Chávez, ahora también publicarán vídeos del asesino (del Imperio).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres