Conocimiento es igual a Poder?

20080326232251-conocimientos.jpg

A lo largo de la historia el ejercicio del Poder ha comenzado siempre por la capitalización del Conocimiento. Desde la Edad de Piedra los “hombres” que conocían y dominaban el arco y la flecha, como instrumentos de caza y guerra, eran los que ejercían el poder sobre los demás. Más tarde, en la Edad de Bronce y la de Hierro, el dominio de esos metales para la construcción de instrumentos y armas posibilitó una gran brecha entre dominantes y oprimidos.

 

El conocimiento de las técnicas de fundición, la ubicación de recursos naturales indispensables, como el agua para los ejércitos y alimentos para la caballería, y estrategias de combate avanzadas alzó a naciones enteras sobre otras con menos conocimientos o posibilidades de poner en práctica estos.

 

Ya más adelante en la historia del hombre, cuando lograron dominar técnicas de fundición en algunos lugares y en otros alcanzaron avanzados conocimientos astronómicos y matemáticos, ese dominio del conocimiento posibilitó la llegada al poder de gobernantes religiosos y guerreros y de otros que no conocían nada de religión o de la guerra, pero que si podía sojuzgar a los que tenían el conocimiento. Arquímedes es el claro ejemplo de esto, junto a los primero filósofos griegos, que dominaban todas las esferas del saber de su tiempo, pero que respondían la mayoría de las veces a las órdenes de otros.

 

Durante el primer milenio de nuestra era el conocimiento de la escritura, del método de obtención del papel, los conocimientos matemáticos, astronómicos y astrológicos, fisiológicos y químicos, todos bajo el naciente poder la Iglesia y de algunos gobernantes, reunió casi todo el dominio de los hombres del mundo conocido bajo las batas de la Iglesia cristiana y la fe musulmana.

 

En tanto en tierras de América, todavía desconocidas para los europeos, el conocimiento aprehendido por los sacerdotes mayas y aztecas, los ubicaba en la cima del poder, junto a los Emperadores, hasta el momento en que estos se declararon también Sumos Sacerdotes y ocuparon los más altos cargos religiosos y estatales. Solo ellos conocían las fechas exactas para las siembras, de las grandes lluvias, de los solsticios y eclipses. Esto le permitía dominar fácilmente a los millones de “indios” ignorantes de estos conocimientos.   

 

En el Medioevo el conocimiento también significó poder. Aunque a veces los más instruidos osaron oponerse a los que ejercían el poder y terminaron purificados por el fuego; otros, igual de inteligentes, pero más amantes a la vida, renunciaron a sus descubrimientos en aras de mantener los pies sobre la tierra y no la tierra sobre sus cuerpos, como el caso de Galileo Galilei.

 

Más adelante la Revolución Industrial con los telares múltiples y la máquina de vapor posibilitó el desarrollo vertiginoso de algunos países europeos, los que lograron elevar a niveles nunca antes alcanzados la plusvalía y su poderío mundial.  Surgieron así las potencias inglesas, alemanas y otras menos importantes, pero que igualmente basaron su poderío en el dominio del conocimiento científico puesto en función de la industria.

También esos conocimientos sirvieron para que otras naciones lograran la supremacía militar sobre otros, como es el caso de los estudios del matemático italiano Niccolo Fontana, conocido como Trataglia, con su publicación "Nova Scientia": donde describía y analizaba la trayectoria de los proyectiles de cañones y culebrinas, armamentos utilizados por los mercaderes y armadores venecianos.

 

El ejemplo más claro del conocimiento en función de lograr el poder lo merecen los americanos, eternos mercaderes de genios por todo el mundo, quienes casi al finalizar la Segunda Guerra Mundial recibieron en su territorio a cientos de científicos nazis que más tarde trabajaron en su beneficio. Algunos de estos fueron miembros claves del proceso de desintegración del átomo, fundamento para la construcción de la bomba atómica.

 

Más tarde, en los 60 y 70, la incipiente red de computadoras que interconectaban a los científicos de algunas universidades americanas se convirtió en el engendro militar conocido como ARPANET, padre de la Internet actual.

 

De forma general y llevando casi 50 mil años de humanidad a una líneas, es fácil percatarse que el conocimiento significa poder, aunque algunas veces algunos poderosos gobernantes sojuzgan a genios y científicos para utilizar sus descubrimientos en función de aumentar o mantener el poder.

 

Hoy, quienes dominan la tecnología y la ciencia son los que mandan, a pesar de que muchas veces quien tiene el dominio no es el genio o científico que logró el descubrimiento, sino el oportunista que puede someter al hombre de ideas.

Mircoles, 26 de Marzo de 2008 17:22. sabdiel ;?>

Comentarios > Ir a formulario


Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

gravatar.comAutor: yanelis

Navegando encontr tu pgina y quise saludarte

Fecha: 28/04/2008 14:01.


gravatar.comAutor: new jordan 2011

The people who get on in this world are the people who get up and look for circumstances they want , and if they cannot find them .they make them.
http://www.cheapjordans2011.net/

Fecha: 22/04/2011 02:35.


Aadir un comentario



No ser mostrado.