Blogia
Letra Nueva

Policía religiosa saudí condena a usuarios de Twitter

Policía religiosa saudí condena a usuarios de Twitter

Miren un ejemplo de “libertades” en uno de esos países con los que nadie se mete. Por supuesto, es un aliado de los grandes capitalistas mundiales, que sacan de allí petróleo y riquezas. La noticia la vi en un blog de tecnología y seguro la encontrarán irónica si la comparamos con el repetido discurso sobre la libertad de expresión que siempre tienen los políticos norteamericanos para referirse a las naciones de Latinoamérica, pero al parecer nadie que mira al Este ve lo que sucede allí, o en Israel.

Sheikh Abdul Latif Abdul Aziz al-Sheikh, el jefe de la policía religiosa de Arabia Saudita, advirtió a los ciudadanos saudíes sobre el uso de Twitter, el cual está creciendo en popularidad en el país árabe, según informa BBC.

Sheikh Abdul aseguró que aquellos que usan Twitter de manera despectiva “han perdido este mundo y el del más allá… El infierno son los demás usuarios de Twitter”.

Riad, la capital y ciudad más grande de toda Arabia Saudita, es de las poblaciones que más usa la red de microblogging y las autoridades se preocupan por aquellos que están metidos en la red social.

Según The Social Clinic, la presencia de Arabia Saudita en Twitter creció más de 3.000% desde 2011 hasta 2012, y actualmente se envían aproximadamente 50 millones de tuits por mes. El sitio web de Twitter, de acuerdo con el sitio de métricas, es hoy la sexta página más visitada en Arabia Saudita.

El Islam, única religión permitida dentro Arabia Saudita, es bastante rigurosa y es ‘ley’ dentro del territorio saudí. Sin embargo sus lineamientos y directrices no son obligatorias en Twitter, por ende la libertad de expresión que se puede manifestar dentro de la red social es un medio útil para aquellos saudíes que quieren expresar algo que no pueden decir de manera pública.

Twitter se convirtió para los saudíes en un escape para que alguien lea lo que sienten y lo que les acontece, cosas que quizá estén lejos de adorar a Alá, Mahoma o el Corán.

Sin embargo, lo que realmente le puede preocupar a la monarquía saudí es que las redes sociales sirven para organizar a las masas, lo que podría hacer que la oposición política se propague. Como ocurrió en otros países, las redes sociales podrían servir para canalizar el descontento social, algo que no será bienvenido para quienes quieren salvaguardar lo que ya está establecido.

Jonathan Turley, profesor de la escuela de leyes de la Universidad de Washington, se manifestó en un blog ante la forma en cómo se expresó el jefe de la policía religiosa: “El Reino está particularmente preocupado sobre cómo Twitter ha sido utilizado para mantener a la gente informada sobre la suerte de varios activistas de los derechos humanos que han sido enjuiciados por el crimen de libertad de expresión”.

La forma más fácil de estigmatizar algo es condenar lo que puede vulnerar los intereses de algunos. Sin embargo, las redes sociales llegan más rápido que los mensajes de los clérigos y llegan a más personas cada vez. Pronto no habrá forma de engañar a un pueblo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres