Blogia
Letra Nueva

Google vs. Cuil: La guerra de los buscadores

El buscador que más se usa en el mundo actualmente es Google. Tanto los usuarios más avezados como los menos conocedores optan por el gigante creado por los estudiantes Larry Page y Sergey Brin  en 1998.

Altavista, Alltheweb, Infoseek, MSN, Metacrawler, Dogpile… podría ser cientos los directorios, buscadores y metabuscadores que compiten en el mercado virtual por el puesto que actualmente ocupa Google. A diario surgen iniciativas para ocupar la primacía en el negocio de la búsqueda de información.

Pocos pueden competir con el monopolio Google Inc, que además del buscador cuenta con servicios como Google Desktop Search, Gmail, Google Earth y otros que lo ubican en la cima de la red de redes, tanto es así que el otro monopolio, Microsoft, lo ha tratado de comprar innumerables veces.

Hace un tiempo Google prohibió algunos de sus servicios a determinados países, pero aún seguía siendo un gigante omnipresente y omnipotente, que se permite comprar a otros potentados, como Youtube o DoubleClick.

En un intento por desbancar a Google un grupo de antiguos empleados de esa compañía decidieron crear un buscador que fuera más poderoso que aquel. Lanzaron al ciberespacio  un nuevo buscador llamado Cuil (Cuil es una palabra irlandesa que significa sabiduría y se pronuncia “cool”) con el que pretenden conseguir lo que nadie ha logrado hasta la fecha: crear una herramienta que mejore los resultados de búsqueda del resto de motores actuales y que ofrezca una información más detallada y contextualizada.

Los ex empleados, Anna Patterson, Tom Costello, Russel Power y Louis Monier, creadores del nuevo buscador, aseguran que el robot de Cuil, llamado Twiceler, indexa más páginas que cualquier otro buscador de Internet y en su propia portada declaran tener en estos momentos en su base de datos 121.617.892.992 de sitios webs, tres veces más que Google y diez veces mayor que el de Microsoft.

Una particularidad de este buscador es que rankeará los resultados de búsqueda por relevancia más que por popularidad, organizandolos por ideas. La idea detrás del concepto es tratar de acercar la red al usuario, ofreciéndole resultados relevantes, semánticos, de contexto, en vez de cantidad de enlaces a páginas que a veces incluso decepcionan por lo que obtienes. Otra de sus particularidades es que en su política de privacidad afirman que no almacena los registros de actividad de los usuarios, cuestión que casi llevara a Google a juicio por el uso con fines comerciales de los datos de sus usuarios.

Aunque este buscador presenta menos resultados por cada búsqueda sí aporta datos complementarios más amplios y diversos que Google. Todavía no tienen búsquedas avanzadas, de blogs o de noticias porque ofrecen todos los resultados juntos pero ordenados en columnas. El entorno de trabajo es completamente diferente a los buscadores que estamos acostumbrados, pero ofrece gran cantidad de datos importantes.

Ahora a estos emprendedores jóvenes que decidieron bajarse del barco de Google solo les falta aumentar los servicios que presta y lograr que los grandes portales mediáticos los tengan en cuenta. Hasta el momento solo son un buscador más, casi insignificante al lado de Google con sus muchos servicios adicionales. Al parecer todavía no significan para el gigante un verdadero competidor, pero poco a poco las webs especializadas han comenzado a hablar de él.

Como dirían muchas personas, no hay peor cuña que la del propio palo, y estos programadores salidos de los laboratorios de Google lo demuestran ahora.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres