Blogia
Letra Nueva

Imaginación infantil

Imaginación infantil

Había una vez un niño de madera que se llamaba Pinocho… 

…Pinocho se sienta a hablar con su padre-creador Yepeto y le cuenta cómo le fue el día en la escuela. Por sobre su hombro, escondido en un anaquel, se ve el pequeño sombrero de Pepe Grillo que escucha todo el cuento. Cada vez que Pinocho dice una mentira Pepe Grillo se mueve incómodo en el dedal que usa de asiento…

…entonces el lobo se escondió en la mata que estaba más cerca del camino del bosque y esperó a que pasara por allí Caperucita Roja. Desde unos minutos antes la seguía con la vista pero se mantenía alejado del camino. Lo asustaba un poco el recuerdo del leñador y su hacha tajadora de árboles centenarios. Caperucita caminaba distraída con las flores y los pájaros que llenaban la floresta de colores y música. La Abuelita esperaba en su casa del bosque por la sopa que mandaba su mamá pero la niña ya lo había olvidado. Igual olvidó la advertencia de su madre: “Recuerda, mi niña linda, no cojas por el camino del bosque. Ve a la casa de la Abuela por el otro camino; por allí las flores huelen mejor y las aves son las lindas”. Pero la muchachita inquieta se dio cuenta de que su mamá no decía la verdad. En ese camino todo era colores llamativos y trinos armoniosos, como el del pajarito negro y rojo que está posado en la rama más baja de aquel árbol al borde del camino, justo donde hay una sombra que parece un perro durmiendo…

La Cenicienta corre y corre por las escaleras antes que el hechizo se deshaga. Sin darse cuenta un zapato se le cae en un escalón y queda allí como única prueba de su estancia en la fiesta del Príncipe. Monta en el carruaje de prisa y los ratones-caballos emprenden la marcha presurosos. El Príncipe llega tarde y solo ve la aurora blanca que deja el carruaje a su paso…  

- ¡Pero niña! ¿Qué estás haciendo con esa tijera y los libros que te regalé?

-    Nada mami, estoy escribiendo un cuento.

-    ¡Pero si tú no sabes escribir!

-     No importa mami, yo corto las páginas con las figuras bonitas y las voy pegando aquí…

-    Eso está muy lindo, pero ¿cómo tú sabes que una página se relaciona con la otra?

-    Fácil mami, ¡Con imaginación!

Entonces la madre se queda callada y se sienta junto a la hija a aprender un poco de la imaginación infantil que no creyó encontrar en una niña de cinco años. 

Un poco más arriba de la imaginación de la niña y la madre se ven unos dedos inquietos que se mueven sobre un teclado. En su mente ha visto con agrado el cuento de la pequeña. Una puerta tras él se abre y entra su hija caminando en puntillas de pie.

-     ¡Papi! ¿Te asusté, verdad?

-     ¡ja, ja, ja!, no mi princesa…

-     ¿qué haces, papi?

-     Nada, una historia que se me ocurrió.

-     ¿y ya la terminaste?

-     No, todavía me falta una cosa.

-    Entonces apúrate que dice mami que ya la comida está.

-   Espérate un momento, que ya termino.

 … y la madre y la niña fueron felices y siguieron escribiendo cuentos infantiles. Punto final.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

josé ángel -

un derroche de imaginación puede alegrarnos la vida....
salu2222
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres