Blogia
Letra Nueva

Cienfueguero Oreydi Despaigne descalificado en Londres por “morder” a su oponente

Cienfueguero Oreydi Despaigne descalificado en Londres por “morder” a su oponente

El judoca cubano Oreydi Despaigne perdió este jueves su combate de octavos de final del torneo de menos de 100 kilogramos de los Juegos de Londres frente al uzbeko Ramziddin Sayidov.

De los cienfuegueros con mejores posibilidades de ganar medallas solo queda Robeysi Ramírez en el boxeo, pues Yanet Bermoy ya se ganó la de plata en el judo, igualando su actuación de las olimpiadas anteriores.

Despaigne, de 30 años, había remontado un primer punto de yuko del actual campeón asiático con un waza-ari pero en los últimos segundos recibió una descalificación. Despaigne quedó bye en la ronda de 32, y luego se enfrentó al uzbeco Ramziddin Sayidov. El cubano gozaba de ventaja de wazari cuando fue descalificado (Hansoku-make) por los jueces.

El judoca de Cienfuegos, medallista de bronce en los Mundiales de 2007 y 2010, no podrá seguir los pasos de su joven compatriota Asley González, que la víspera había logrado una plata en la división de -90 kg.

Como la noticia de su descalificación es algo confusa es mejor darle tiempo. Según múltiples noticias el judoca cubano quedó descalificado ante el uzbeco Ramziddin Sayidov por haber mordido a su rival cuando faltaba medio minuto para terminar un combate que iba ganando.

La acción, algo confusa, se produjo cuando el cubano dominaba el marcador por un waza-ari contra dos yukos del rival. El uzbeco lanzó la mano para coger la solapa del kimono de Despaigne pero calculó mal y puso el dedo en la boca del cubano.

Sayidov se quejó de que el cubano lo había mordido y los jueces, después de consultar con la comisión de arbitraje, decretaron la descalificación de Despaigne.

"Intenté hablar con los jueces y les dije que fue el otro quien le puso la mano en la boca. Me dijeron que no, que lo mordió. ¿Cómo lo va a morder? Esto nunca ha pasado en el judo. Llevo cuarenta años en esto y nunca he visto algo así", dijo Justo Noda, el entrenador cubano.

Despaigne, su pupilo, también se mostró muy disconforme con la decisión cuando se retiraba abatido hacia los vestuarios.

"Me siento bien con la competición que hice pero defraudado por esta injusticia. Él me tiró la mano a la boca, me la partió. ¡Mirad! ¡Todavía la tengo hinchada!", dijo el cubano resignado.

Esta decisión le costó la posibilidad de luchar por las medallas ya que, de haber vencido el combate que iba ganando a medio minuto para el final, se habría clasificado para cuartos de final, ronda en la que, aunque perdiera, optaría al bronce a través de la repesca.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres