Blogia
Letra Nueva

Añoranza por mi tierra

Añoranza por mi tierra

¿Cuántas de las personas que leen estas líneas están ahora mismo lejos de la tierra que los vio nacer? ¿Cuántos se sientan por las noches a pensar en las amistades de la calle en que vivían cuando eras unos muchachos? ¿Cuántos amigos o simples conocidos no han abandonado su tierra tras amores o mejoras económicas y añoran los “viejos tiempos”? ¿Es cierto que el recuerdo de ”tu tierra” puede ser disminuido cuando tienes a tu alrededor a la gente que amas y grandes amistades?

Todas estas interrogantes me las hago desde la perspectiva de aquel que siempre ha vivido en el mismo lugar, con muy buenas amistades y familiares, pero que de vez en cuando se “desaparecía” por meses en ciudades cercanas y siempre regresaba. A diario hablo con amistades de ambos lados del Atlántico que constantemente me preguntan por el barrio, las amistades de cuando estudiábamos en la Secundaria, por aquel socio de la primaria que nunca más hemos visto. Si, parece que de verdad la tierra en que uno nació se extraña siempre y de miles de formas diferentes.

Esta idea de escribir sobre la gente que extraña su tierra me la dio una de esas personas que vive persiguiendo sus sueños, pero que todos los días sueña con aquellos familiares o amigos que todavía viven en el barrio de su niñez.  

Conozco de algunas amistades alejadas a miles de kilómetros de la ciudad donde nacieron que la única forma que tienen de recordar su tierra es comiendo un pedazo de puerco asado y tomando una caldosa con las pocas amistades que encuentran por esos lares del mundo. Otros sueñan con los ojos abiertos y se imaginan de nuevo caminando por  las calles de su infancia, o simplemente le preguntan a aquel que todavía está “en el barrio” por la familia o cómo este socio, que todos los días me pide fotos de “su tierra” o videos donde se vea la ciudad.

Como decía antes, algunos dejan su tierra persiguiendo amores imposibles, otros mejoras económicas, otros superación profesional, pero al final todos sufren de la misma enfermedad: añoranza continuada y epidémica por “su tierra”. Pero conozco de algunos que han encontrado una solución: en su interior no han dejado de sentirse CUBANOS, aunque hablen inglés, ruso o italiano, ese es mi consejo para aquellos que sienten añoranza por su tierra, sea cual fuere esta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

gelois -

La verdad Sabdiel que voy a tener que ser fuerte e ir a la cama. Aquí es la una y 41 de la madrugada y yo paso de un tema al otro. Y mira donde llegué,entré por la nostalgia de mi terruño , buscaba algun cubano que escribiera sobre lo cotidiano, como tu haces , escribes de nosotros, escribes como si estuvieras a mi lado. Tus personajes los siento a mi lado. Hablas la verdad.
La Morriña, como se dice aquí en Galicia. Es la añoranza por el terruño que se dejó atrás.
Yo siento todo eso, me emocioné cuando fui a Canarias y veía a los canarios jugando dominó en la calle y en los bares, aqui no se ve eso. Cuando le decían guagua a los autobuses, cuando hablaban y se gritaban en la calle para llamarse. Aquí no se ve , te tachan de bulgar.
Eso, hermano se añora, los amigos, los hermanos,la familia.
Mi tierra será siempre esa, mi tierra y tengo 62 años y ya fui a un notario para dejar constancia de que cuando muera, quiero que me incineren y lleven mis cenizas y la tiren al mar de nosotros. Ese es mi deseo. Aunque no descarto que mi vejez la pase allá.
Me voy, los dejo.
Mañana entrare de nuevo. prometo no escribir mucho.
Disulpen
Un beso,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres