Blogia
Letra Nueva

Che: una imagen eterna.

Che: una imagen eterna.

En estos días en que se cumplen 80 años del natalicio de Ernesto Che Guevara se impone una reflexión sobre el tratamiento y la divulgación que se ha hecho con su imagen. Muchos son los medios de prensa que hablan acerca de su vigencia y sus ideas, pero pocos hablan de la inmensa difusión que tuvo su imagen a raíz de la desaparición física en 1967.

Desde que en la década del 60 se hiciera famosa la foto que tomara Korda, mucho tiempo ha pasado y ahora se reconoce como la más reproducida en el mundo. Para unos es el paradigma del revolucionario del siglo XX. Para otros, los que niegan su importancia en los procesos sociales latinoamericanos y africanos, es el símbolo del aventurero del siglo pasado.

Su imagen en los cuatro puntos cardinales deviene símbolo de los revolucionarios del mundo. Su rostro se ve en afiches, camisetas y pancartas. Manifestaciones y movimientos sociales toman su foto como bandera de lucha y sus ideas todavía ganan vigencias en el día a día.

Es fácil encontrar su imagen en cualquier parte del mundo, desde una calle de Barcelona, una recóndita escuelita en Bolivia o en el pulóver de un famoso artista.

Sin embargo esa multiplicación de su imagen también tiene sus detractores por la comercialización en que se ha visto envuelta y por la tergiversación de su significado en diversos lugares. Por ejemplo, en Bolivia se celebra el Día del Ejército el 8 de octubre porque la captura del Che por sus tropas es una de las pocas acciones militares victoriosas que han tenido de la fundación de la República.

Otros, sobre todo cubanos, rechazan en parte la utilización de su imagen en pulóveres y camisetas y por los altos precios de todos los productos que llevan su imagen. Para otros es una mitificación de una persona real, que sintió y padeció los males del continente, pero que los combatió con todas sus fuerzas.

Su imagen se ha vuelto perenne en todas las manifestaciones y actos revolucionarios en toda América Latina y principalmente en Cuba. Además de su imagen, también sus ideas viven en la juventud cubana de hoy, que gusta de sentirse heredara de aquel Quijote de los tiempos modernos.

Desde la pequeña que afirma: “Pioneros por el Comunismo, seremos como el Che” hasta los jóvenes que asisten a los trabajos voluntarios. Desde la niña que usa un voina negra con una estrella hasta el dirigente que tiene una foto suya en la oficina. En fin, todos los cubanos se sienten orgullosos de llamarlo “cubano”.

A pesar de lo que digan detractores y defensores, su imagen seguirá siendo símbolo de valentía y desinterés, valores que resurgen y ganan fuerzas en las sociedades de hoy. Más que una estatua que domina la plaza del Che en Santa Clara, o una imagen en un edificio frente a la Plaza de la Revolución, es un ejemplo. Una forma de vivir y de lucha por la justeza de nuestra ideas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Alain -

El Che es un símbolo para muchos, no solo en Cuba.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres